Ministerios Antes del Fin

                          Example of alt text  
¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Masturbación

  • Campo misionero de ADF

  • Sexo Oral

  • Libro de Enoc

  • Preguntas y Respuestas

  • Datos Bíblicos

  • Música MP3 para bajar

  • Nuestro Director

  • ¿Por qué no mata Dios a Satanás?

  • Sexo durante la Menstruación

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • Donaciones

  • El Diezmo

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Matrimonio y Pornografía

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • ¿Quién creó a Dios?

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • La Biblia En línea

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Misteriosos Dinosaurios

  • Virgen María

  • Todo sobre los ángeles

  • Adulterio
  • Preguntas y Respuestas
    Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
    (El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)
    Estados Unidos está condenado desde ya, porque abandonaron a Dios por la ilusión de sus riquezas
    Los americanos decidirán quién será su presidente entre un "cristiano" pro-aborto y pro-homosexual y un Mormón que no cree que Jesús es Dios ni cree en la Trinidad

    Cuando yo llegué a Estados Unidos en el año 1995, recuerdo que Rosemary - una amiga entonces, y ahora mi amada esposa - me llevó a un supermercado llamado "Meijer´s". Es una tienda muy grande que está dividida en departamentos: Ropa, comida, belleza, electrodomésticos, calzados, pintura, flores, etc. Recién llegando de la pobre y diminuta República Dominicana, la tienda me pareció inmensa... ¡Y lo era!

    Recuerdo que cuando entré a ese lugar comencé a llorar. Rosemary me preguntó qué me pasaba y le dije que lloraba porque "en esta tienda hay suficiente para darle comida a toda la gente pobre de mi pueblo (Cambita. 30,000 habitantes)".

    Ella me dijo que yo no había visto nada. Me dijo: "Esta es a penas una de docenas que esta misma compañía tiene sólo en la ciudad de Grand Rapids. Pero también tienen varias tiendas Walmart, K-mart, Target, D&W, Sam´s, Cotsco, Spartans, etc.".

    No puedo negar que al principio no entendí cómo podía ser. Me pregunté: "¿Cuánta gente vive en esta ciudad? Porque... ¿Para qué necesitan tantas cosas... tanta comida, tantos equipos electrónicos, tantos juguetes, tanta leche, tantos calzados, tanto... de todo?".

    Pero el shock inicial pasó y antes de que transcurrieran 3 meses, ya yo veía todo como algo normal. Veía cómo nuestro refrigerador tenía más comida guardada que la que mi mamá podía cocinar en toda una semana para una familia de 7 personas (en República Dominicana).

    Veía normal cómo una señora iba empujando un Shopping Cart con tanta mercancía que se le caía por los lados.

    Veía normal cómo alguien entraba a la tienda con un par de zapatos en perfectas condiciones y comenzaba a probarse varios de los que estaban a la moda, y terminaba comprándose 3 ó 4 pares nuevos.

    Veía normal todo aquel consumismo desenfrenado y a través de los medios y de la apariencia, se me convenció de que "Estados Unidos es el país más rico y próspero del mundo".

    Al poco tiempo comencé a trabajar como recepcionista en un hotel Sheraton. Allí veía gente pagar 1,200 dólares por una habitación por noche. Pedir platos de 140 dólares y dejar la mitad de la comida en el plato.

    Veía cómo en la madrugada se tomaba toda la comida que sobraba en el restaurante del hotel y se tiraba a la basura. Y me decía: "Dios mío, con lo que tiran a la basura este y todos los hoteles de EE.UU. y con lo que desperdician los clientes, y con lo que se desecha a diario en McDonalds, Burger King, Taco Bell, Wendy´s, etc..., se alimenta a todo el continente africano".

    Pero bueno, cuando uno no es cristiano, hay verdades espirituales que le resultan a uno imposibles de asimilar.

    Pero todo este exceso siempre me pareció... exagerado y profundamente injusto. "¿Cómo era posible que se le diera tanto a una nación y tan poco a otras".

    Poco a poco también vi cómo los pobres, los negros e hispanos principalmente, aprenden a "trabajar el sistema" para obtener dádivas del gobierno a cambio de no causar disturbios en los barrios y tal vez, de un voto cada 4 años.

    Vi cómo las compañías alimentaban el orgullo de las personas para que la gente terminara comprando a crédito, cosas que no necesitaban, para presumirle a gente que no lo notaba.

    Pero con todo, me fui acostumbrando. Y poco a poco, yo también me hice esclavo de la Matrix consumista. Donde consumes para todo. Para vivir, para ser feliz, para alimentar tu ego, para aliviar tus penas, para reducir el stress, para... ser alguien.

    Pero en el año 1997 entregué mi vida al Señor y aún dentro de la iglesia no había luces rojas que me mostraran el mundo de dependencia y esclavitud en que vivía. Diezmábamos, pero aunque acumulativamente, Rosemay y yo ganábamos más de 100 dólares por hora, ¡EL DINERO NO NOS ALCANZABA! Estábamos atrapados en la red. Trabajábamos para la Matrix y ella se quedaba con todo nuestro dinero y sudor. Cine, comida, niñera, coche, apartamento, electricidad, gas, teléfono, internet, impuestos, calzado, ropa, hipoteca, salón, vacaciones, regalos de navidad, combustible, viajes a Santo Domingo, joyas, diezmo... 100 dólares por hora no era suficiente, aunque usted no lo crea. Llegamos a acumular 80,000 dólares de deuda en nuestras tarjetas de crédito. ¡Así es, 80 de los grandes!

    Y no ha sido hasta ahora, que he estado fuera de la red por casi 7 años, que puedo decir sin tapujos en realidad lo que pienso de lo que dejé atrás... allá en Estados Unidos de Norteamérica: Me di cuenta que eran falsas muchas cosas que todos daban por sentado:

    1. No era verdad que Estados Unidos tenía la gente más laboriosa de la tierra, como ellos decían.
    2. No era verdad que Estados Unidos era el país más rico sobre la tierra, como ellos decían.
    3. No era verdad que Estados Unidos tenía el mejor sistema de gobierno sobre la tierra, como ellos decían.
    4. No era verdad que Estados Unidos tiene gobiernos interesados en la libertad y la justicia, como ellos decían.
    5. No era verdad que Estados Unidos era una nación eminentemente cristiana, como ellos decían que eran.

    A esta lista, podría agregar docenas de conclusiones más. Sin embargo, creo que al lector listo, ya se le va formando una idea. Fue necesario que me alejara lo suficiente de la bestia para saber cuán grande y cuán perniciosa era. Hoy, 7 años después de irme alejando, veo con más claridad.

    Muchas de estas conclusiones mías, puede que hayan sido ciertas en el pasado, pero ya no son ciertas en el Estados Unidos en que yo viví entre los años 1995 y 2005. ¿Y son ciertas ahora? ¿Ha mejorado la cosa? ¡No! Jamás! Al contrario. Estados Unidos está peor en todos los órdenes.

    Hubo un tiempo en que, comenzando por la razón número 5, todas probablemente era ciertas, pero hoy no. Ya no. Y por favor, no estoy hablando de razones políticas subyacentes, sino espirituales.

    Estados Unidos fue fundado por hombres cristianos, temerosos de Dios y amantes de un sueño que consistía en libertad y oportunidad para todos, bajo un sistema de leyes éticas y morales dependiente directamente de la Biblia y su inclinación judeo-cristiana. Pero eso fue ayer. Hoy, canta un gallo muy diferente en Estados Unidos. Hoy suenan unos tambores muy diferentes.


    Famoso cuadro del grupo de los Fundadores de EE.UU. en el primer Congreso, orando de rodillas, buscando la dirección del Altísimo en momentos de crísis

    Justo después de la Segunda Guerra Mundial, el índice de riqueza y de salud económica en Estados Unidos se medía basado en cuánto dinero la familia promedio tenía ahorrado. Hoy, la salud económica se mide en cuánta confianza tenga el consumidor en que todo anda bien y al hacerlo, gasta, consume, compra, usa su crédito, compra casas, renueva sus coches, va al restaurante y al cine, invierte en el mercado de valores, etc. En otras palabras, Estados Unidos no valora cuán sana está la economía basándose en hechos contundentes (i.e., gastas menos de lo que ganas, vas bien o tienes ahorrado un dinerito para comprar algo en efectivo, pues vas mejor...), sinó en que la gente "confíe en que todo va bien". ¡Es una ilusión! ¡Están viviendo un sueño los americanos!

    Hubo un tiempo en que las naciones del mundo tenían que obedecer las "solicitudes" diplomáticas hechas por las embajadas estadounidenses porque prácticamente todos los gobiernos del mundo libre dependían de esa salud física, emocional, financiera y MORAL de Estados Unidos.

    En esos tiempos, justo después de la Biblia, en Estados Unidos el libro de mayor venta se llamaba "Common Sense" (Sentido común). Hoy día el libro nadie lo compra o conoce, porque ese "sentido común" que hizo de EE.UU. un imperio, hoy se ve como idioteces infantiles.

    1. En el ámbito ético y moral:

    Los homosexuales vivían cada uno "en su clóset". Los abortos se hacían en casa, para no pasar por la vergüenza generalizada. Más del 66% de los americanos pertenecían a una denominación protestante, a la Iglesia Católica o decía ser un "cristiano", si bien, nominal. Ser cristiano no era la excepción, era la norma.


    Mujeres como estas son los nuevos "Role Models" para el público norteamericano. Yo les garantizo a ustedes que los chicos en las Escuelas Bíblicas del 99.9% de las iglesias americanas saben más de estas degeneradas, estrellas del porno, drogadictas, lesbianas, adúlteras... que de grandes mujeres de la Biblia. ¡Si a usted todavía le queda un poco de pudor, admita que es así!

    Se fundaron las mejores universidades del planeta. Todas eran cristianas... ¡incluyendo a Harvard!

    Antes de cada sessión del congreso, el capellán abría con una oración, invocando la sabiduría del Altísimo.

    En cada corte federal y estatal colgaba un cuadro conteniendo Los Diez Mandamientos.

    El presidente de turno terminaba cada alocución con el moto "May God bless you and may God bless the United States of America" (Que Dios les bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América).

    En aquel entonces, los programas sociales los recibían principalmente los miembros de las minorías y los desafortunados que se encontraban sin trabajo (justo para lo que se crearon estos sistemas de seguridad social). Hoy se usan para mantener a una raza de zombies comiendo, bebiendo... y claro está: votando.

    En esos años, entre el 1912 y el 1982, Estados Unidos era el lugar hacia donde todo el oprimido, el perseguido y todo el que soñaba con un futuro mejor, anhelaba emigrar.

    Pero, ¿Qué ha pasado con este país idílico y "Cristiano"?

    A Estados Unidos le ha pasado lo mismo que le pasó al joven rico que vino donde Jesús. Veamos la historia.

    El joven rico

    Un joven rico le preguntó (a Jesús), diciendo:
    —Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?
    Jesús le dijo:
    —¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, sino sólo Dios.
    Los mandamientos sabes: “No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.”
    Él dijo:
    —Todo esto lo he guardado desde mi juventud.
    Al oír esto, Jesús le dijo:
    —Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.
    Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste porque era muy rico.
    Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo:
    —¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!
    Porque es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios.
    Lucas 18

    El jóven tenía el interés auténtico de heredar la vida eterna. Pero le faltaba una cosa: Le faltaba cumplir el primer mandamiento. Le faltaba deshacerse de su "dios", que eran las posesiones, y poner a Dios en el lugar que le correspondía... en el primer lugar.

    El Primer Mandamiento dice:

    "No tendrás dioses ajenos delante de mí". Éxodos 20.3 y Jesús dijo "Todo aquel que no esté dispueto a abandonar a madre, padre, posesiones, etc., no es digno de mí" (versión parafraseada mía. DAU.)

    Pero note que debido al hecho de que el joven era muy rico, no cedió ante la verdad y decidió continuar teniendo otro dios por encima del Dios de Israel. El joven decidió vivir bajo el yugo de lo material en vez de la libertad de deshacerse de todo y un vez hecho libre, heredar el reino de los cielos.

    Amados hermanos de todo el mundo... Estados Unidos ya no es el país que sus fundadores soñaron.

    Estados Unidos no es ni sombra de lo que era.

    Estados Unidos llegó a su punto muerto superior y ahora va en declive imparable hacia el abismo.

    Si el Señor tarda, vienen días que los que vivimos en México, Colombia, Chile o República Dominicana tendremos que enviar dinero a nuestros familiares en Estados Unidos. La deuda federal y estatal estadounidence es tan gigantesca, que cada ciudadano vivo, niño, adulto o anciano, debe 417,000 dólares. ¡Sólo por ser americano!

    Estados Unidos está en una situación de esclavitud (por el orgullo de creerse que todavía están adornados con los 5 puntos que mencioné anteriormente), que toman prestado 60 centavos de cada dólar que gastan y de cada dólar que recibe el fisco de parte de los contribuyentes, el 81% se usa solamente en pagar intereses de la deuda.

    Haga click sobre esta foto para ver cómo crece la deuda de este orgulloso país

    Ver aquí cómo luce un trillón de dólares, de los que en 3 años de Obama se han tomado prestados 5.6 (mientras que de George Washington a George Bush se tomaron 9)

    Este otro video explica lo que ha hecho OBAMA, a crédito, en los últimos 3 años. HACE A PENAS UN AÑO, cuando este video se hizo, la deuda era de 12 trillones. Hoy, solo 14 meses más tarde, la deuda está por encima de los 15 trillones.

    Y este otro video, magistralmente explicado, muestra la farza que es el sistema financieron norteamericano. El consumo es la economía. No el oro como colateral, sino la percepción de que todo está bien. ¡Qué locura! ¡Cuánto orgullo!

    En el ámbito de las libertades:

    Estados Unidos está en una situación tan decadente, que nadie puede decir la verdad (i.e., "Eres homosexual y eso es un pecado". "Si no te arrepientes, irás al infierno", "Romney es un Mormón y el Mormonismo es un culto religioso no-cristiano", "El presidente Obama es un comunista pro-musulmán inmigrante ilegal que odia con denuedo a EE.UU, pero los Medios lo adora", etc., sin ser sometido a la burla generalizada en el mejor de los casos y a la censura inmediata, en el peor de los casos).


    Este es el tipo de literatura que lee el actual presidente de EE.UU.: "El Mundo después de la caída del dominio americano"

    Estados Unidos ha perdido tanto el rumbo de a dónde se dirigían sus fundadores, que pasó de elegir a presidentes católicos o protestantes ("Cristianos"), a elegir a un Musulmán y ahora proponen sustituirlo con un Mormón (ambos niegan la deidad de Jesús y ambos niegan la Trinidad, además de que para ninguno de los dos, la Biblia significa nada porque sus religiones tiene libros sagrados alternativos).

    Estados Unidos está rumbo a un precipicio tan profundo, que estando sentados sobre los yacimientos de petróleo y gas natural más vastos del planeta, prefieren comprarlo a Irán (que usa ese dinero para oprimir a sus ciudadanos y para fabricar una bomba con qué destruir a Israel y a EE.UU.), antes que extraerlo, por no "dañar el medio ambiente". ¿Por qué? Porque "La naturaleza es Madre" y debemos cuidar a nuestra "Madre". (No es que esté contra el cuidado de la naturaleza, sino que los ambientalistas liberales la cuidan, no porque debemos cuidarla para vivir saludables en ella, sino porque la consideran "Madre Creadora")

    Estados Unidos toma prestados unos 11,000,000,000 millones de dólares (once mil millones) cada día para darle dinero gratuito a los que no trabajan, a los extranjeros, a las minorías, a las entidades que proveen abortos gratuitos, a los gremios de maestros, bomberos y empleados federales (en su mayoría Demócratas o Liberales); Para mantener soldados en bases militares en 78 países. Para regalar dos mil millones de dólares a sus enemigos islámicos en Pakistán, dos mil trescientos millones más a sus enemigos de la Hermandad Musulmana en Egipto; Para costear una guerra en Afganistán y otra en Iraq. Para proporcionar seguro médico a todos y todas los y las personas que se encuentren presentes en el territorio americano (legales o no); Para salvar a bancos cuyos ejecutivos malversaron los fondos de los ahorrantes y ahora son demasiado grandes para dejarlos quebrar... La lista de cosas que van contra el "sentido común" no termina nunca.

    Estados Unidos ha bajado la cabeza y se ha retirado de delante de Jesús, porque se cree muy rico.
    Estados Unidos ha bajado la cabeza y se ha retirado de delante de Jesús, porque se cree muy poderoso.
    Estados Unidos ha bajado la cabeza y se ha retirado de delante de Jesús, porque se cree muy "cristiano" y religioso.
    Estados Unidos ha bajado la cabeza y se ha retirado de delante de Jesús, porque se cree muy autosuficiente.
    Estados Unidos ha bajado la cabeza y se ha retirado de delante de Jesús, porque se cree muy "bueno".


    Empleados remueven la Piedra con los 10 mandamientos de una corte federal, donde había estado por más de 100 años - y así lo han hecho en el resto de las cortes, oficinas estatales, escuelas, universidades... del país. Ese monumento ahora jamás será visto por los estudiantes que visiten la corte, sino que descansará en algún sótano oscuro, alejado de "la verguenza de creer que no evolucionamos de la materia muerta)

    Aquí les tengo otra historia bíblia.

    El rico insensato

    Mirad, guardaos de toda avaricia, porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.
    También les refirió una parábola, diciendo: «La heredad de un hombre rico había producido mucho.
    Y él pensaba dentro de sí, diciendo: “¿Qué haré, porque no tengo donde guardar mis frutos?”
    Y dijo: “Esto haré: derribaré mis graneros y los edificaré más grandes, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes;
    y diré a mi alma: ‘Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; descansa, come, bebe y regocíjate.’”
    Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma, y lo que has guardado, ¿de quién será?”
    Así es el que hace para sí tesoro y no es rico para con Dios

    Estados Unidos creía, como el joven rico, que ya "guardaba los mandamientos" y que al hacerlo, de alguna forma mantenía las apariencias mínimas para "heredar el reino de los cielos". Estados Unidos ha dejado de guardar tesoros en el cielo y por lo tanto está quebrada delante de Dios. Es cuestión de unos pocos años para que todo se derrumbe.

    Los fundadores de Estados Unidos pusieron en su dólar "En Dios confiamos". Ellos también pusieron en su Declaración de Independencia "Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad...".

    Estados Unidos pensaba que por agregar palabras como estas en su Juramento a la Bandera ""Yo prometo lealtad a la Bandera de los Estados Unidos de América y a la república que representa, una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos.", estaba garantizando que estaría "heredando el reino de los cielos".

    Pero cuando Jesús le ha pedido que se despoje de su dependencia y de su adicción absoluta a las aparentes riquezas, Estados Unidos ha bajado la cabeza y se ha retirado muy triste. De hecho, Estados Unidos ahora se encuentra tan distante de Jesús y de su Dios, que:

    1. Han declarado ok las bodas homosexuales
    2. Han declarado ok el aborto
    3. Han declarado ok el sexo libre antes, durante y después del matrimonio... con quien sea.
    4. Han declarado ok escoger a un líder que crea o que no crea, que tenga a Jehová como su Dios o a la Naturaleza o a Allah...
    5. Han declarado ok aceptar la "verdad" de que hemos evolucionado a partir de un proceso que de hecho, no necesita a un Dios para nada.
    6. Han declarado ok vivir consumiendo, gastando, comprando, bebiendo, comiendo... sentados frente a sus graneros y orgullosamente diciéndose a sí mismos: "Muchos bienes tenemos guardados para muchos años; descansemos, comamos, bebamos y regocíjémonos.", no sabiendo que pronto viene el juicio.


    LA HOMOSEXUALIDAD, EL ABORTO Y LA PROMISCUIDAD son aceptables y deseables en la América que ya NO NECESITA DE DIOS Y QUE SE HA DECLARADO UNA NACIÓN NO-CRISTIANA. (Foto muestra a Maryl Stripp y Sandra Bullock cuando se besan apasionadamente en público, "Just to be bad girls"!)

    Estados Unidos no es una nación cristiana. No porque lo haya dicho Obama (quién lo dijo porque él no es cristiano), sino porque la inmensa mayoría de los americanos ya no se siente cómoda delante de la mirada pesquizadora de Jesús que le dice: "Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas (computadoras, coches, ejércitos, bombas nucleares, yacimientos petroleros, rascacielos, grandes ciudades, árboles antiguos, universidades prestigiosas llenas de ateos, mercado de valores, o sea ídolos) y hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo. El que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo."

    Es por esta razón que Estados Unidos no es una nación cristiana y pronto será juzgada, junto a las demás naciones, a las que no menciono aquí porque la inmensa mayoría ni cumplen con algunos de los requisitos aquí mencionados para considerarse "naciones cristianas".

    El hombre será juzgado y terminará el relajo del diablo y de sus "ricos" que se creen que porque lo tienen todo y lo pueden todo (aborto, promiscuidad, glotonería, guerras, abusos, etc.), un día no tendrán que enfrentarse a su Creador.

    David Wilkerson lo dijo bien: "América será juzgada por un Dios santo". Joel Osteen y muchos de su tipo, jamás predicarían un sermón a partir de este material. ¿Por qué? Sea usted el jurado!

    Y una pregunta final: ¿Es aplicable a su vida persona esta reflección que hemos hecho aquí? ¿Quién es su "Dios"? ¿No están a caso sus prioridades organizadas de forma tal que Dios va número 48 en la lista, después del entretenimiento, la novia, los juegos, el trabajo, la familia, una adicción, Facebook, etc., etc., etc.?

    Lic. Dawlin Ureña
    Cambita. República Dominicana.

    Artículos relacionados

    Regrese al Índice de Preguntas y Respuestas

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]