Ministerios Antes del Fin

                          Example of alt text  
¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Masturbación

  • Campo misionero de ADF

  • Sexo Oral

  • Libro de Enoc

  • Preguntas y Respuestas

  • Datos Bíblicos

  • Música MP3 para bajar

  • Nuestro Director

  • ¿Por qué no mata Dios a Satanás?

  • Sexo durante la Menstruación

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • Donaciones

  • El Diezmo

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Matrimonio y Pornografía

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • ¿Quién creó a Dios?

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • La Biblia En línea

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Misteriosos Dinosaurios

  • Virgen María

  • Todo sobre los ángeles

  • Adulterio
  • Pastor Ureña, estoy enfermo y parece que a Dios no le importa mi dolor. ¿Qué puedo hacer?
    Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
    (El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)

    Amado hermano, me puedo identificar con sus problemas, ya que todos hemos sentido emociones similares cuando nos encontramos enfermos y pareciera que Dios no está al tanto o que ignora nuestras oraciones… que no le importa nuestro dolor.

    Así que ¿qué podemos hacer cuando tenemos enfermedades que Dios no sana de manera milagrosa?

    Lo que voy a responder aquí, sé que no es muy popular en algunos medios, pero no podemos simplemente ignorar algunos aspectos de nuestra vida en un universo finito, con leyes absolutas, además de la revelación clara y precisa del Dios del universo que tenemos en la Biblia.

    1. Dios nunca nos prometió una vida feliz y saludable. Cualquier cosa que tenemos es un regalo de parte de Él. Simplemente Dios no está bajo ninguna obligación para darnos una vida que sea libre de preocupaciones. (Recomiendo este sermón)      

    Como pecadores que somos, en realidad merecemos solamente la justicia y la ira de Dios y hemos sido salvos únicamente por Su gracia. Si Él decide darnos una vida agradable en este planeta, eso está a Su discreción. Dios es soberano, es el Señor de todo, y no tenemos ningún derecho de una vida libre de enfermedad o dolor porque aunque Él diseñó que así fuera, nuestros primeros padres, Adán y Eva, echaron todo a perder. ¡No olvidemos esto!

    2. Piense lo que usted significa en Cristo Jesús. En Cristo Jesús tenemos vida eterna, redención de nuestros pecados y una relación con Dios. Esto representa una gran ventaja con respecto a los perdidos. ¿Cómo podemos estar resentidos cuando aunque estamos pasando por dificultades (como todo el mundo - por más feliz que la gente parezca)? Así que tenga eso presente: Sin importar de qué sufrimos. Sin importar cuán horrible sea el dolor o la dificultad por la que estamos pasando, siempre podemos decir, "¡Dios ha sido bueno conmigo!". En Cristo, realmente lo tenemos todo!

    3. Sea agradecido por los bienes terrenales que tiene. A veces, solamente vemos lo que le falta al vaso para estar lleno, pero no vemos lo que ya tiene para no estar vacío. ¡Piense en todas las personas que están ciegas, muriéndose con cáncer, que nacieron sordo-mudos, con alguna enfermedad mental, etc.!

    Así que la próxima vez que esté tentado a sentirse con pena de usted mismo, piense de todas personas que están en peor situación que usted. Cúbrase de un espíritu de agradecimiento y con frecuencia deténgase a contar las bendiciones que tiene. Ante las dificultades, mire cómo respondía Pablo:

    "He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece."
    Filipenses 4:11:13

    4. Nunca olvide que a veces, para Dios mostrar su brazo fuerte, tenemos que estar pasando por momentos difíciles. Hay que aprender a apreciar las palabras del apóstol Pablo cuando escribió de su, "aguijón en mi carne" que le molestaba: "Tres veces he rogado al Señor que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en insultos, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte" (II Corintios 12:8-10).

    ¿¡No le parece asombroso?! Pablo se jacta de su debilidad física porque en ella, el poder de Cristo que obra en él se hace del todo mucho más evidente. La sanidad física completa sólo viene con la resurrección y en ese tiempo usted será curado de toda enfermedad. Hasta ese entonces debemos, como Pablo, seguir luchado por fe, porque aunque Dios nos quiere sanos, ya que las enfermedades no proceden de Él, en medio de esas dificultades, Él muestra su gran bondad y amor hacia nosotros.

    5. Busque la mejor atención médica posible. Hoy mismo estamos reportando la noticia de un pastor de la secta de los Testigos de Jehová que dejó morir a su hijo de 8 años por no permitir una transfusión de sangre. ¿Cómo puede ser eso?

    Hermano, a veces Dios usará el método de la medicina moderna para, en su infinito arsenal, usar ese para sanarle!!

    No escuche a esas personas que dicen que Dios responde oraciones sólo a través de los milagros. Eso va abiertamente contra lo que enseñó Jesús en docenas de ocasiones. La Biblia demanda que el justo viva por la fe, no por lo que ve (milagros, prodigios, etc.). De hecho, Jesús siempre se negó a satisfacer esa necesidad de "ver" en los incrédulos de su generación.

    Cuando oramos acerca de un problema financiero, entonces Dios nos envía dinero, y si el problema es de plomería, Dios nos envía un plomero y si nos estamos ahogando, Dios nos envía un tronco de árbol que viene flotando… ¡No necesariamente tiene que llegar un helicóptero de la marina!

    De igual manera, Dios nos envía doctores, quienes han explorado los misterios de Su creación para descubrir los secretos de la salud y la sanidad.

    El creyente tiene que aprender a aprovechar por completo lo que la ciencia médica ha descubierto acerca de la creación maravillosa. No siga amargado, y en medio de su tribulación, dé gloria a Dios, y Él sabrá usarlo para su gloria.

    Pastor Dawlin A. Ureña

    Artículos Relacionados:

  • ¿Por qué un Dios bueno permite las enfermedades
  • "¿Quieres Jesús que yo me sane?" (Sermón del Pastor Ureña)
  • "Guerra de Jesús contra las enfermedades" (Sermón del Pastor Ureña)
  • ¿Es SARS una de las plagas del fin?

    Regrese al Índice de Preguntas y Respuestas

    ¿QUIERE BUSCAR UN ARTÍCULO, SERMÓN O VIDEO POR TEMA?
    (Gracia, Salvación, Pornografía, Pecado, Dinosaurios, Masturbación, Nephillim, Perdón, Harlem Shake, MP3, etc.)
    HÁGALO AQUÍ...

    Sólo sitios recomendados por ADF

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus

  • Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces