Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Preguntas y Respuestas
    Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
    (El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)
    ¿Se irán los bebés de los incrédulos en el Rapto?

    Amado hermano, como hemos expresado en artículos pasados (1 y 2), en estas áreas en las que la Biblia nos deja sin una respuesta contundente, lo que debemos hacer es colocar principio sobre principio, doctrina sobre doctrina, experiencia sobre experiencia y basándonos en el razonamiento más sano, sacar nuestras propias conclusiones.

    En vez de permitir que las emociones nos dominen, por favor, acompáñenme al Libro de Libros, al Récord histórico del trato de Dios con el hombre desde el mismo primer día:

    ¿Es poco razonable decir que un Dios justo no permitiría que los infantes hijos de incrédulos experimenten el juicio que los padres merecen, así como ser dejados atrás cuando suceda el Rapto?

    Los infantes de Jericó

    ¿Qué sucedió con ellos? Todos murieron junto a sus padres. Todos fueron ajusticiados por un Dios justo quién no ignora, basado en emocionalismo que los antepasados de los habitantes de esta malvada ciudad decidieron esconder de sus hijos la revelación del Dios de los cielos desde el mismo primer momento en que salieron del Arca.

    Notemos que estos niños de Jericó no fueron salvados simplemente por ser inocentes.
    Note que estos niños de Jericó no fueron salvados simplemente por no haber nacido

    Los infantes de Basán



    "En aquella ocasión conquistamos todas sus ciudades. Nos apoderamos de las sesenta ciudades que se encontraban en la región de Argob, del reino de Og en Basán. Todas esas ciudades estaban fortificadas con altos muros, y con portones y barras, sin contar las muchas aldeas no amuralladas. Tal como hicimos con Sijón, rey de Hesbón, destruimos por completo las ciudades con sus varones, mujeres y niños, pero nos quedamos con todo el ganado y el botín de sus ciudades." Deut. 3.4-7

    Notemos que estos niños de Basán no fueron salvados simplemente por ser inocentes.
    Note que estos niños de Basán no fueron salvados simplemente por no haber nacido

    Los niños de Belén

    Dios permitió que Herodes, en su celo enfermizo, asesinara cientos de bebitos tratando de matar a Jesús. ¿Qué hizo nuestro Dios justo? Una vez más... su justicia no sirvió más que para justificar que la maldad de los padres, fuera visitada en los hijos, sin miramiento alguno. ¡Responsabilice a los padres pecadores y de corazón duro por lo que venga sobre sus hijos, no a Dios!

    Notemos que estos niños de Belén no fueron salvados simplemente por ser inocentes.
    Note que estos niños de Belén no fueron salvados simplemente por no haber nacido

    Los niños de Egipto

    Cuando el ángel de la muerte entró a Egipto, entró con una misión clara y precisa: Mata a los primogénitos (mayores, jóvenes, niños, infantes o bebitos) de todo hogar egipcio. ¿Por qué, porque Dios es injusto? No. Porque los egipcios, comenzando por su líder, endurecieron sus corazones y no obedecieron a un Dios que ellos sabían que era un Dios verdadero y ...

    Notemos que estos niños de Egipto no fueron salvados simplemente por ser inocentes.
    Note que estos niños de Egipto no fueron salvados simplemente por no haber nacido

    Al igual que Adán, hoy, nosotros los padres, acarreamos sobre nuestros hijos infantes las consecuencias de nuestros pecados.

    ¿En verdad cree usted que Dios dará reverza a este principio Antiguo y Nuevo Testamentario cuando ocurra el Rapto?

    Yo no lo creo así. No soy de los que creen que habrá miles de madres impías, que habiendo estado embarazadas o que habiendo parido bebés salgan a las calles gritando desesperadas: "¿Dónde está mi hijo?"

    Si Dios, en vez de permitir que se queden, se llevara a los niños nacidos o no, Él estaría eliminando una gran parte de la razón específica por la que la Gran Tribulación sucederá sobre los pecadores: Castigar a los que le han dado la espalda a Jesús. Castigar al oído sordo de los orgullosos que no creían que un día llegaría el juicio.

    La salvación que Jesús nos ofrece de lo que nos "salva" es precisamente del infierno.

    ¡Si no hubiera infierno no hubiera nada de qué salvarse!

    Hechos 16. 31 dice: "Cree en el Señor Jesús; así tú y tu familia serán salvos -le contestaron." En otras palabras, cree para que mediante tu influencia, tú y los tuyos (i.e., tus hijos!) se salven.

    1 Cor. 7.14 también nos dice: "Porque el esposo no creyente ha sido santificado por la unión con su esposa, y la esposa no creyente ha sido santificada por la unión con su esposo creyente. Si así no fuera, sus hijos serían impuros, mientras que, de hecho, son santos."

    He notado a personas que usan estas escrituras para tratar de justificar la excepción de los infantes en el juicio de los padres, pero es todo lo contrario!

    Estas duras pero ciertas palabras colocan la responsabilidad exclusiva de la salvación en el adulto para que también sus amados (i.e. sus hijos y esposos) también tengan un camino trillado hacia la salvación... ¡No la salvación garantizada!, sino un camino trillado por el que de esa familia comience a creer. ¡Estas escrituras no dicen nada más!

    El rico y Lázaro

    ¿Recuerdan la historia del rico? Este señor llegó al infierno y él mismo admitió que sus hermanos (porque al parecer no tenía hijos) se unirían a él si no cambiaban de rumbo. Hermanos, es que una de las razones más importantes de buscar de Cristo, de salvarse, es para influir en aquellos a quienes amas (cónyugues, hijos, hermanos, etc.).

    Cornelio, el Centurión Romano

    ¡Cornelio debería ser un ejemplo para todos nosotros! Este sabio hombre reunió a todos los de su familia, amigos y posiblemente hasta a sus sirvientes y esclavos e influyó en ellos al exponerlos a que escucharan el Evangelio en voz de Pedro.

    Hechos 10.24 nos relata: "Un día después llegó a Cesarea. Cornelio estaba esperándolo con los parientes y amigos íntimos que había reunido" y Hechos 10.44 concluye diciendo: "Mientras Pedro estaba todavía hablando, el Espíritu Santo descendió sobre todos los que escuchaban el mensaje."

    Raptar estos bebés de impíos conlleva consecuencias extraordinarias

    Si Dios rapta los bebés nacidos y los que estén en los vientres de las madres impías al princpio de la Gran Tribulación significaría que Dios tendría que continuar raptando bebés tan pronto las madres impías y los padres impíos los conciban durante los próximos 7 años de la Gran Tribulación ya que de no ser así, esto sifnificaría que Dios libró a los que estaban nacidos y a los del vientre el día del Rapto pero que no librará a los demás "inocentes" que nazcan después.

    ¿Librará Dios a algunos infantes y no nacidos mientras que dejará que los demás sufran?

    Eso sería ridículo.

    "¡Ay de las que estén embarazadas o amamantando en aquellos días! Porque habrá gran aflicción en la tierra, y castigo contra este pueblo." Lucas 21.23

    A la hora del juicio, Dios nunca ha tenido miramientos. Cuando llega la hora del juicio, se acabaron las oportunidades, se acabó la gracia y ya no queda más que una horrible expectativa de juicio. Mire nada más:

    "¿Por qué llora mi señor? -le preguntó Jazael. -Porque yo sé bien que vas a causarles mucho daño a los israelitas -respondió-. Vas a incendiar sus fortalezas, y a matar a sus jóvenes a filo de espada; despedazarás a los niños y les abrirás el vientre a las mujeres embarazadas." 2 Reyes 8.12

    "Por aquel tiempo, Menajem atacó la ciudad de Tifsa. Como no le abrieron las puertas de la ciudad, mató a todos los que vivían allí y en los alrededores, comenzando por Tirsá, y les abrió el vientre a las mujeres embarazadas". 2 Reyes 15.16

    "El pueblo de Samaria cargará con su culpa por haberse rebelado contra su Dios. Caerán a filo de espada; ¡a los niños los lanzarán contra el suelo, y a las embarazadas les abrirán el vientre!" Hoseas 13.16

    Note la triste consecuencia del pecado de los padres y la específica mención que la Biblia hace acerca de los embarazos. ¡Se supone que los adultos piensen en las consecuencias de sus acciones sobre sus bebés! ¡Hágame el favor y no le atribuya a Dios el emocionalismo liberal con que hoy juzgamos todo!

    El día del Rapto será una de esas raras ocasiones en las que Dios se hastiará de nuestro pecado y dirá:" Ya estoy hastiado! Ve y busca a tu iglesia... porque si no lo haces hoy, ni aún los elegidos se salvarán!"

    ¿Quiere más? ¿No puede creer lo que ha leído?

    Así dice el SEÑOR: "Los delitos de Amón han llegado a su colmo; por tanto, no revocaré su castigo: Porque, a fin de extender sus fronteras, a las mujeres encintas de la región de Galaad les abrieron el vientre..."

    "Al que atrapen lo traspasarán; el que caiga preso morirá a filo de espada. Ante sus propios ojos estrellarán a sus pequeños, saquearán sus casas y violarán a sus mujeres. ¡Miren! Yo incito contra ellos a los medos, pueblo al que no le importa la plata ni se deleita en el oro. Con sus arcos traspasarán a los jóvenes; no se apiadarán del fruto del vientre ni tendrán compasión de los niños." Isaiás 13. 15-18

    Hay más ejemplos que les podría proporcionar, pero creo que ya es suficiente. Los niños, por más inocentes que usted quiera hacerlos y por más spin que se le atribuya a la justicia de Dios, ¡nunca han sido librados de los juicios históricos! Estos juicios no todos son sancionados directamente por Dios, pero Dios tampoco ha evitado (y ha podido hacerlo) que los bebés de los impíos sufran el mismo fin que sus progenitores.

    Advertencia

    Dicho todo esto, como no somos Dios, y tampoco somos los que juzgaremos, no podemos afirmar que todos los niños que han muerto estas horribles muertes (diluvio, Sodoma y Gomorra, Belén, Egipto, etc.) están en el infierno. Este es un juicio que no tengo autoridad para tomar. Sin embargo, afirmar que de alguna forma Dios librará a los bebés del juicio de la Gran Tribulación porque son "inocentes", es un ejercicio pobre de la hermenéutica y se hace bajo el dominio de la emoción, no del análisis imparcializado.

    De hecho, creo tener razones bíblicas para afirmar que es plan de Dios que los niños nacidos o por nacer se queden durante la Gran Tribulación. Miren lo que a la sazón nos dice Jesús:

    "El que esté en la azotea no baje a llevarse nada de su casa. Y el que esté en el campo no regrese para buscar su capa.¡Qué terrible será en aquellos días para las que estén embarazadas o amamantando! Oren para que su huida no suceda en invierno ni en sábado. Porque habrá una gran tribulación, como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá jamás." Mateo 24.17-21

    ¿Y alguien me quiere decir que los niños serán raptados?

    Mensaje a las mujeres al pie de la cruz

    Rumbo al madero, a horas de ser crucificado, Jesús mira con gran tristeza a estas mujeres y viendo en el futuro (lo que pasaría durante la Gran Tribulación con las mujeres especialmente de Israel), les dice:

    "-Hijas de Jerusalén, no lloren por mí; lloren más bien por ustedes y por sus hijos. Miren, va a llegar el tiempo en que se dirá: ¡Dichosas las estériles, que nunca dieron a luz ni amamantaron!" Entonces dirán a las montañas: ‘¡Caigan sobre nosotros!, y a las colinas: ¡Cúbrannos!" Porque si esto se hace cuando el árbol está verde, ¿qué no sucederá cuando esté seco?

    Si Dios lo ha hecho en el pasado, Jesus inoquívocamente dice que se hará de nuevo en el futuro.

    Conclusión

    No puedo afirmar que todos estos niños irán al infierno. Es un juicio que está reservado para el Juez, pero lo que sí creo haber mostrado es que los niños de impíos, nacidos o por nacer, no serán raptados.

    Entender o no entender, no tiene nada qué ver, en el caso de los niños menores y personas supuestamente inocentes o ignorantes: Somos hijos de Adán. Adán pecó y nos condenó A TODOS al infierno y punto. MIREN, si la inocencia es un pasaporte al cielo, digamos la de una persona que muera sin habérsele predicado el Evangelio (Un indígena pre colombinos, un nepalí o un aborigen, etc.), ir a predicarles es un MAL HORRIBLE, ya que tan pronto oigan de Cristo, perderán la "inocencia" y entonces, si no creen, los destinaremos al infierno. Así que siguiendo la lógica de algunos, NO DEBEMOS EVANGELIZAR (desobedeciendo a Marcos 16:15-18). Y OTRA COSA, de ser como dicen algunos, que los inocentes o ignorantes van para el cielo, entonces el cielo tendrá más almas que entraron por la Puerta B (inocencia -ignorancia) que por la Puerta A (Cristo Jesús). ESO CONTRADICE DOCENAS DE ESCRITURAS CLAVE DE LA BIBLIA. Así que cuidadito al que lea la lógica de esta gente, que es sutil, parece inocente y bien intencionada, pero ES PELIGROSA. - Doctor Dawlin Ureña

    Regrese a la página de Preguntas y Respuestas
    Regrese a la página de Misterios bíblicos revelados
    Regrese a la Página principal

    Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF

    Debata con los Profesionales en nuestros FOROS

    Únase al debate! (Regístrese y participe!):

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces