Página Principal | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Profecía | Creacionismo | Misterios | Sermones MP3 | English | Apologética
| El Arrebatamiento | Multimedia | Preg. & Resp. | Biblia Responde | Religiones | Niños | El Aborto | Islam | Familia
Ministerios Antes del Fin
La primera y única página de Noticias Proféticas-Creacionistas Cristianas en Español en toda la Internet

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres


  • Preguntas al Pastor

  • Material para Niños

  • Recursos

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Citas Notables

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • Panorama Profético

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Qué hacer con los sentimientos de culpabilidad
     

    Dios es maravilloso. Nos ama tanto que a veces no puedo imaginar como un Dios santo puede mirarme y amarme después de haber hecho las cosas que yo he hecho en el pasado. Pero… ¡Él me amó primero!

    Dios trabaja en nuestras vidas en todo lo que nos sucede. Esto incluye la culpa, la que, si es una culpa apropiada, nos lleva a la identificación del pecado, al arrepentimiento y a la búsqueda del perdón.

    Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales él ha llamado de acuerdo con su propósito.

    "A los que de antemano Dios había conocido, los destinó desde un principio a ser como su Hijo, para que su Hijo fuera el primero entre muchos hermanos. Y a los que Dios destinó desde un principio, también los llamó; y a los que llamó, los hizo justos; y a los que hizo justos, les dio parte en su gloria." Romanos 8:28-29

    Dios nos ha amado, Dios nos ha lavado, Dios nos ha hecho justos y nos ha limpiado. Esa es la respuesta de Dios ante los sentimientos inapropiados de culpabilidad que Satanás nos pone en nuestras mentes para atormentarnos. No importa lo que hayamos hecho. Si interponemos la Sangre de Jesús, Dios nos perdonará. ¡No importa lo que usted haya hecho o lo que le hayan hecho a usted!

    Jesús vivió una vida perfecta, sin embargo, Él se ofreció voluntariamente a morir en la Cruz para recibir el castigo que usted y yo merecíamos. Su muerte en la Cruz y su Resurrección triunfante nos aseguran amor y bendiciones, eso incluye… ¡el perdón!

    "Así pues, ahora ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, porque la ley del Espíritu que da vida en Cristo Jesús, te liberó de la ley del pecado y de la muerte" Romanos 8:1-2

    El único requisito para recibir el perdón y la limpieza de nuestra conciencia es que nos arrepintamos.

    "Por eso, vuélvanse ustedes a Dios y conviértanse, para que él les borre sus pecados." Hechos 3:19.

    "Convertirse" es lo que Dios llama "nacer de nuevo" a través del Espíritu de Dios. Una persona experimenta el nuevo nacimiento arrepintiéndose de sus pecados, entregando su vida a Jesús como su Salvador y Señor y confiando en que el perdón que Él ha proporcionado es totalmente efectivo y apropiado. De hecho, ¡Él es el único que realmente nos puede limpiar del pecado y nos puede restablecer una conciencia limpia!

    "Jesús le dijo: Te aseguro que el que no nace de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le preguntó: ¿Y cómo puede uno nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso podrá entrar otra vez dentro de su madre, para volver a nacer? Jesús le contestó: Te aseguro que el que no nace de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios." Juan 3: 5-6

    Cómo deshacerse de la culpa

    A veces Satanás, el enemigo de nuestras almas, usa un tipo de culpa que no es saludable para mantenernos alejados de Dios. La Biblia describe a Satanás como el "acusador de los hermanos" quien aparece ante Dios día y noche con acusaciones contra los creyentes.

    "Entonces oí una fuerte voz en el cielo, que decía: "Ya llegó la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Mesías; porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que día y noche los acusaba delante de nuestro Dios." Apocalipsis 12:10

    Estos sentimientos de culpa inapropiados nos dejan con la sensación de que Dios no nos ha perdonado - o de que Dios no nos perdonará. Respondemos con sentimientos de vergüenza, ira, amargura y hasta depresión. ¡Es ahí donde Satanás nos quiere! Todos estos sentimientos nos alejan de la presencia de Dios.

    ESTE TIPO DE CULPA, la culpa que no nos permite buscar de Cristo para ser limpiados, NO ES DE DIOS. La Sangre de Cristo sí es capaz y efectiva de limpiarnos totalmente.

    Si usted ya se ha arrepentido, o si usted ha perdonado a cualquier persona que pecó contra usted, y todavía siente que el "acusador" le atormentar desde la oscuridad, ENFRÉNTELO COMO HIZO JESÚS: ¡Con la Palabra de Dios!

    "Así que, si el Hijo los hace libres, ustedes serán verdaderamente libres" Juan 8:36.

    ¡Es hora de caminar en esa libertad! No hacerlo es directamente invalidar la efectividad de la Sangre de Cristo y poner en duda las motivaciones de Dios para usted.

    La oración y la Culpa

    Como nos dice Juan 8:36, Dios nos quiere libres. Dios ni miente ni se arrepiente. Si Él lo dijo, Él lo desea. Él desea tanto que seamos libres del pecado y de la conciencia culpable que el pecado trae consigo, que Dios proporcionó a su propio Hijo para que Él pague el precio que nosotros debíamos pagar.

    Si usted está en medio de una batalla contra los sentimientos de culpabilidad, escoja el camino de vida: ¡Usted necesita arrepentimiento en oración!

    Haga la siguiente oración:
    "Padre, yo confieso los pecados que he cometido contra Ti (pronuncie los pecados de los que se acuerde si usted está solo). Padre, te doy gracias por perdonarme por todos los pecados que he cometido en el pasado. Gracias por librarme de las tentaciones y por ayudarme a responder a estas tentaciones con un corazón triunfante cuando se presenten en mi vida otra vez. Gracias por liberarme de estos sentimientos de culpa que hasta ahora me agobiaban. Ahora soy libre de ellos. Ayúdame a vivir una vida totalmente conforme a tu propósito todos los días de mi vida. En el Nombre de Jesús. Amen."

    Palabras finales de parte de Dios para usted

    "Hermanos, ahora podemos entrar con toda libertad en el santuario gracias a la sangre de Jesús, siguiendo el nuevo camino de vida que él nos abrió a través del velo, es decir, a través de su propio cuerpo. Tenemos un gran sacerdote al frente de la casa de Dios. Por eso, acerquémonos a Dios con corazón sincero y con una fe completamente segura, limpios nuestros corazones de mala conciencia y lavados nuestros cuerpos con agua pura. Mantengámonos firmes, sin dudar, en la esperanza de la fe que profesamos, porque Dios cumplirá la promesa que nos ha hecho" (Hebreos 10:19,20,22)

    Aleluya, ¡Ahora usted es libre!

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana

    Artículos Relacionados:
    Sentimientos de culpabilidad: Remedio divino

    Regrese al Índice de página de la Familia

    Regrese al Página Índice que trata sobre el Aborto

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Enlaces]

    ¿QUIERE BUSCAR UN ARTÍCULO, SERMÓN O VIDEO?
    (Gracia, Salvación, Pornografía, Pecado, Dinosaurios, Masturbación, Nephillim, Perdón, Cash Luna, sexualidad, etc.)
    HÁGALO AQUÍ...

    Sólo sitios recomendados por ADF