Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Qué hacer con los sentimientos de culpabilidad
    Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
    (El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)
    Debemos escuchar nuestros sentimientos de culpa (conciencia)

    La Biblia dice que nosotros fuimos creados a la imagen de Dios. Este maravilloso privilegio de haber sido creados a la imagen de Su gloria también demanda de nosotros que vivamos una vida correcta y justa. Esa es la razón por la que cuando hacemos algo que entra en conflicto con la voluntad de Dios, un mecanismo en nuestros sentidos o en nuestra alma - una alarma - se activa inmediatamente. Esa alarma o mecanismo de detección del pecado tiene un nombre. Se llama: Culpa.

    ¿Qué hago?

    Si usted está sintiendo sensación de culpa, eso significa que usted ha pecado. Y la alarma continuará activada mientras algunas cosas no sucedan . Mientras la alarma está activada, estamos en peligro. Hemos pecado y ese pecado nos mantiene en riesgo o ya totalmente separados de Dios. Pero Dios creó esta alarma (el sentimiento de culpa), NO PARA CONDENARNOS, sino para que identificáramos que habíamos pecado y solucionáramos nuestro problema. Las buenas noticias son que: ¡Dios no nos ha dejado encendidos en fuego y sin un extintor!

    Este es el momento de escuchar la voz de nuestra culpa. No intente simplemente ignorarla. No trate de simplemente echar a un lado esos sentimientos rezongozos en nuestro interior. Si lo hacemos nos enfermaremos moralmente. Escuche a su corazón. Es vital que lo hagamos. Es hora de determinar la causa que ha motivado la activación de la alarma en nuestro corazón. No podemos darnos el lujo de ignorarla.

    ¡Soy culpable porque he pecado!

    En el momento mismo de haber leído este artículo, quizás usted se ha dado cuenta de la razón real de su sentimiento de culpa. Quizás usted ofendió a alguien o alguien cometió un pecado horrible en contra suya y usted se siente culpable. A veces no deberíamos sentirnos culpables porque quienes hemos pecado no hemos sido nosotros, sin embargo, la alarma se ha activado de todas formas. Eso sucede porque cuando este pecado fue cometido en contra suya, usted, al haber participado en el pecado (a veces pecados sexuales), usted de alguna forma piensa que usted pudo haber hecho algo para evitarlo. Lo importante es estar consciencias de que esta alarma se ha activado y hay que hacer algo para solucionar el problema.

    El sentimiento de culpa a veces nace a partir de pecados que no hemos cometido, pero que concebimos en nuestras mentes. Pensamientos pecaminosos, morbosos, sexuales, etc. La alarma en nuestra consciencia llamada CULPA, se ha activado y es hora de sanar la causa.

    La Culpa y el papel de la Palabra de Dios

    Algunas veces no sabemos exactamente lo que dice la Biblia respecto al sentimiento de culpa que nos agobia, pero de alguna forma el Espíritu habla a nuestros corazones y nos dice que algo anda mal. La razón es que Dios ha escrito su ley en nuestros corazones para ayudarnos a identificar cuando pecamos. Hasta las personas que no son cristianos y por tal no conocen la Palabra de Dios, cuando pecan "muestran por su conducta que llevan la ley escrita en el corazón." (Romanos 2:15)

    En otras palabras, los hijos de Dios y los que aún no conocen a Jesús, ambos tienen una ley que les dice cuando han pecado. Esa ley es su conciencia. El sentimiento de culpa es parte de los utensilios que la conciencia usa.

    Debemos tener el tipo de culpa apropiado

    La culpa apropiada, la que nace gracias a esa alarma activada cuando hacemos algo que contradice la ley divina, es una culpa que nos guía a arrepentimiento. Es una culpa que nos redargulle de pecado y nos hace dejar el camino erróneo y comenzar a caminar un camino apropiado. Eso es lo que Dios desea:

    1. Que la culpa nos guíe a identificar nuestro problema.
    2. Que nos arrepintamos.
    3. Que abandonemos el comportamiento pecaminoso.
    4. Que apaguemos la alarma mediante el perdón de Cristo obtenido en la Cruz.
    5. Que rellenemos cualquier vacío en nuestros corazones con la Palabra de Dios (alabanzas, cánticos, lectura de la Biblia, asistencia a la Iglesia, Oración, Ayuno, meditación en la Palabra, etc.)
    6. Que finalmente descansemos confiados de que nuestro pecado ha sido perdonado y que Dios ya no lo toma en cuenta.

    "Así como está alejado el oriente del occidente, así de lejos ha removido Él nuestros pecados de nosotros" Salmo 103:12

    Una vez usted haya dado estos pasos, usted está una vez más de acuerdo con la voluntad perfecta de Dios. Es hora de que la alarma - la culpa, se apague y desaparezca. ¡No significa que usted olvide lo que ha hecho y que crea que como la misericordia abunda, usted puede volver a pecar! ¡No! Pero sí significa que si Satanás viene a su corazón y le trata de acosar con pensamientos de culpa, es hora de reprenderle descansar en paz, a sabiendas de que en efecto, Dios nos ha perdonado. No hacerlo sería declarar inservible la Sangre de Cristo que sí es capaz de perdonar, y de borrar cualquier escombro que intente permanecer.

    "… para que quienes creen en Jesucristo puedan recibir (el perdón) que Dios ha prometido"
    (Gálatas. 3:22)

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana Artículos Relacionados:
    Qué hacer con los sentimientos de culpabilidad

    Regrese al Índice de página de la Familia

    Regrese al Página Índice que trata sobre el Aborto

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]