Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Descubra “Los preceptos del tesoro”
    Por Carol Steffes

     

    A Randy Alcorn le encanta dar y él quiere que a usted le guste también. Solamente escúchelo hablar sobre la alegría de diezmar y la generosidad radical. Pero no tenga miedo: Alcorn no le va a hacer sentir culpable para forzarlo a dar. Tampoco le va a decir que venda sus pertenencias, ni que abandone toda forma de entretenimiento o que se olvide de vacaciones futuras.

    Lo que Alcorn le va a decir es esto: Una vez que usted descubra el secreto placer de dar, su vida nunca será la misma. Alcorn considera que los “Los preceptos del tesoro” producen un cambio de perspectiva de la vida y él quiere que el resto de nosotros conozca el secreto.

    Aunque muchos de nosotros reconocemos que diezmar es parte de las obligaciones de la vida cristiana, ¿Cuántos de nosotros lo hace a regañadientes, o ni siquiera lo hace? En Los preceptos del tesoro: Descubriendo el secreto del placer de dar, Alcorn, experto en finanzas, declara que el promedio de los cristianos, en los Estados Unidos, da del dos al tres por ciento de sus ingresos a las Iglesias y ministerios cristianos, pero la mayoría no da nada.

    También es verdad que cambiar los hábitos de dar no es siempre fácil, por eso, ni lo intentamos, pero luego terminamos sintiéndonos culpables. Tampoco escasean las razones para no dar.

    Posiblemente usted vive escasamente al día de su salario, o está sepultado bajo una montaña de deudas producto de los préstamos de su educación, las cuotas de pago del auto o las tarjetas de crédito. Quizás usted había prometido comenzar a diezmar, cuando tuviera un trabajo con mejor salario, recibiera ese tan anhelado aumento. Pero con el costo de los cuidados médicos y los pagos de la casa, el diario vivir se ha hecho oneroso y es difícil dejar ir el dinero, especialmente, si es necesario sacrificar la gratificación personal.

    Claro que es fácil desanimarse pensando en el estado de nuestras finanzas. Pero, Alcorn dice: Allí es donde mucha gente se equivoca. “Quiero hacer hincapié en el gozo y el placer de dar”, declaró Alcorn. “En Hechos 20:35, Jesús dice: ‘Hay más dicha en dar que en recibir’. Si realmente creemos esto, entonces nos estamos perdiendo una bendición cuando dejamos de dar; pero si damos recibimos una bendición”.

    La alegría de dar

    Desde que él comenzó a comunicarle a otros la satisfacción que acompaña el dar, Alcorn dice que ha visto muchas vidas cambiadas para bien. El libro sobre Los preceptos del tesoro es el vehículo de Alcorn para llevar este mensaje a las masas. Él basa este libro conciso, condensado y lleno de poder en Mateo 6: “No acumulen para sí tesoros en la tierra... Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo”.

    Alcorn define los principios del tesoro así: No puedes llevarlo contigo, pero lo puedes mandar adelante. Mientras que los tesoros de la tierra van a ser destruidos, los tesoros en el cielo son eternos. Alcorn cita al legendario pastor A. Z. Tozer, quien dijo: “Todo lo que sea dado a Dios tiene un toque de inmortalidad”.

    En verdad, el placer de dar suena muy bonito, pero cuando llega el momento de sacar una buena cantidad de la cuenta chequera de forma constante, muy difícilmente lo podemos considerar un placer. Esta es otra concepción errada, dijo Alcorn.

    “Dar es completamente opuesto al pensamiento de que la felicidad se encuentra acumulando dinero y posesiones”, sostiene Alcorn. Más bien, el placer se adquiere cuando se entrega lo material y se abraza lo eterno. Alcorn continuó: “Si usted cree literalmente que hay más dicha en dar que en recibir, entonces, usted se va a convertir en una persona que da. Si usted no lo cree, usted está diciendo que no se puede confiar en la Biblia y que Jesucristo no dijo eso realmente, o que Jesucristo estaba equivocado”.

    ¿Entonces cómo podemos convertirnos en personas que disfrutan de dar?

    “Dando”, dijo Alcorn. “No se siente a esperar. Salga adelante y dé, y así despertará el ánimo de dar y a Dios le complace esto”.

    “No posponga lo que Dios le ha pedido que haga”, añadió. “Cuando usted aplaza la orden de dar, está demorando su obediencia. Santiago 4 nos dice que no sabemos lo que mañana traerá. Así que cuando decimos que vamos a hacer algo en el futuro, eso puede ser muy presuntuoso”.

    Ahorre más y de más, ¿Pero, cómo?

    Alcorn ofrece varias sugerencias prácticas para ayudar a las familias a manejar el dinero de una forma balanceada y responsable, al mismo tiempo que dan como Dios manda. El primer paso es sentarse y analizar dónde se está gastando el dinero, esto permite ver dónde se puede dar. “Muchos de nosotros piensa que no puede darse ese lujo”, afirmó Alcorn, “¿Pero, cuánto estamos gastando al mes en la compra de DVDs, o en la renta de videos? No quiero decir que estas cosas son malas, pero Dios nos ordena claramente dar... y si no lo hacemos, algo está mal”.

    El segundo paso es llevar un récord de los gastos por un periodo de 60 días. Anote todas las transacciones, ya sea que el dinero es para pagar la cuota mensual del auto o para un chocolate. “No podemos reducir eficazmente nuestros gastos habituales y crear más dinero para dar más, si no sabemos en qué estamos gastando el dinero. He notado que el promedio de la población, generalmente no sabe dónde gasta el dinero. Todo lo que ellos saben es que se desaparece”.

    Alcorn continuó: “Cuando la gente anota lo que gastan todos los días y ellos saben que ellos van a tener que sumar todas estas cifras y posiblemente, decírselo a sus cónyuges, entonces, los gastos pueden reducirse significativamente”.

    Sin embargo, la idea de este ejercicio no es justificar los gastos, dijo Alcorn, porque en última instancia las cuentas se le dan a Dios. “Él es quien va a hacer la evaluación sobre cómo estamos manejando el dinero. Así que, si yo no siento que puedo justificar una compra ante mi cónyuge, estoy seguro de que no puedo justificarme delante Dios”.

    Un tercer paso para mantener un control en las finanzas, y además hacer que toda la familia participe, es establecer un presupuesto. Comience por separar la parte dedicada para donaciones y ahorro, lo demás divídalo entre los gastos que tiene normalmente. Alcorn sugiere utilizar billetes de imitación para jugar con los niños y demostrarles las áreas dónde el dinero se gasta, tales como la electricidad, el agua y las tarjetas de crédito. Los padres pueden convertir una salida de compras en una actividad educativa, haciendo que los niños decidan qué artículos en rebaja, son cosas que realmente se necesitan versus las cosas que ellos simplemente desean.

    Aunque el concepto de dar con alegría es un chiste en el contexto de nuestra cultura saturada por la avaricia, Alcorn cita Eclesiastés 5:12 “El trabajador duerme tranquilo, coma mucho o coma poco. Al rico sus muchas riquezas no lo dejan dormir”. En resumen, mientras más se tiene, más hay de que preocuparse.

    Los preceptos del tesoro nos inculcan humildad, a la vez que son un útil recordatorio de que el evangelio consiste en dar. “La Gracia es un regalo”, nos dice Alcorn. Participamos de la Gracia de Dios cuando damos ya que fuimos hechos para dar. Y nuestros corazones se regocijan en ello”.

    Randy Alcorn es un autor de renombre y es el fundador y director Eternal Perspective Ministries. Él es un conferencista y profesor popular y se ha presentado en más de 350 programas de radio y televisión.

    Carol Steffes es un editor en línea para Focus on the Family

    Artículos Relacionados:
    Más artículos para Una Familia Cristiana Saludable

    Regrese al Página Índice que trata sobre el Aborto

    Pastor Dawlin Ureña
    Cambita, S. C., República Dominicana

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Enlaces]

    ¿QUIERE BUSCAR UN ARTÍCULO, SERMÓN O VIDEO?
    (Gracia, Salvación, Pornografía, Pecado, Dinosaurios, Masturbación, Nephillim, Perdón, Cash Luna, sexualidad, etc.)
    HÁGALO AQUÍ...

    Sólo sitios recomendados por ADF