Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!


¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

Búsqueda personalizada


Preguntas y Respuestas
Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
(El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS - Creation Research Society)
Pastor Ureña ¿Puede Dios obrar en la vida de una mujer que usa pantalones y maquillaje...? porque obviamente, no es santa.

La santidad para un creyente es un "fruto" de la salvación, nunca la "raíz" o la causa por la que somos salvos o nos mantenemos salvos.

Para un creyente nacido de nuevo, vivir en santidad es algo que Dios espera de él o de ella. Usted nunca, bajo ningún concepto puede pensar o pretender que porque usted vive en santidad o porque usted "obra" en santidad, usted o ha alcanzado la salvación o la mantiene.

Todo cristiano debe vivir separado para Dios, lo cual es la santidad. Vivir en esta constante búsqueda de ver al pecado siempre como Dios lo ve, de huír de las tentaciones, de alejarse de las influencias nocivas que el enemigo nos ofrece a través del sistema mundial, es lo que el creyente debe hacer siempre. Vivir en santidad es tan o más importante que lo que a usted se le ha enseñado. Pero por su pregunta y al parece por la enseñanza que está recibiendo, me temo que usted y casi seguro, su maestro, líder o pastor, han malinterpretado las Escrituras en lo referente a la santidad.

GRACIA vs LEY-OBRAS

La mayoría de las personas que no entienden que somos salvos y nos mantenemos salvos por gracia (sin merecerlo) viven sometidas a un estilo de vida legalista (ley) y se basan en sus obras para así diariamente "negociar" con Dios: salvación a cambio de obras; salvación a cambio de "santidad"; milagros a cambios de obras (muestras externas de la llamada "santidad").

Estas personas dicen: "Dios me usa porque yo vivo en santidad". También dicen: "Dios se mueve cuando uno es santo". Sin embargo, eso no es lo que dice la Palabra!

EL AMOR DE DIOS

Si usted jamás regresara a la iglesia, Dios lo amaría tanto como lo ama hoy que se encuentra en la iglesia. ¿Cómo es posible eso? Sí, porque Dios nos amó "aún cuando éramos pecadores". Si lo amaba antes, cuando usted no había pisado un templo, por qué ahora lo dejaría de amar porque deja de ir a la iglesia una nueva vez? No ir a la iglesia obviamente afectará la vida cristiana de ese creyente, pero eso no afectará el amor de Dios hacia él o ella.

La mano de Dios no se mueve por nuestras obras, las cuales se definen "como un trapo sucio", sino que sus manos se mueven porque Él así lo ha decidido, porque Él nos ama, porque a Él le ha placido, porque Dios es amor, porque le ama tanto que dio la vida de su Hijo Unigénito por usted, aún cuando usted era un pecador.

Sin embargo ahora, porque ya usted se siente "más santo que los demás" (gracias al sistema de obras/legalista que imponen en su iglesia: no llevar pantalones, no desrizarse el pelo, no usar prendas preciosas, guardar el sábado, no comer ciertas carnes, no usar maquillaje, etc.) usted siente que Dios no ama, que Dios no escucha, que Dios no actúa en las vidas de los demás, solamente en la suya. ¡Eso me recuerda la historia del fariseo y el publicano!

¿Significa esto que Dios ama al pecador igual que lo que me ama a mí que estoy en la iglesia?

Parece que eso es exactamente lo que dicen las Escrituras! "No vine a traer medicina para los sanos (ya en las iglesias), sino para los enfermos (los perdidos)" - Jesús.

¿Cuánto más actuará Dios en la vida de los hermanos que pertenecen a iglesias donde alaban y viven sus vidas cristianas sin las cargas del legalismo?

No termino de sorprenderme cómo nuestros líderes hispanos continúan haciendo lo mismo que hacían los judaizantes en los tiempos de la iglesia apostólica. Que iban detrás del mensaje de salvación gratuita, inmerecida, por gracia, y le agregaban leyes: tienes que circuncidarte, guardar el sábado, etc.

Tampoco termino de sorprenderme cuando nuestros líderes cristianos hispanos continúan haciendo lo mismo de lo que Jesús acusaba a los "religiosos" de su tiempo. Sí, aquellos que "van hasta el final del mundo para ganar un adepto, pero después que lo hacen le colocan tantas cargas (leyes, obras) que le hacen imposible llevar una carga que ni siquera ellos mismos la han podido llevar".

No termino de sorprenderme cómo nuestros líderes hispanos continúan haciendo lo mismo de que Jesús acusó al fariseo, quién sintiendose más "santo" y "puro" que el publicano, orgullosamente echaba en cara a Dios sus "obras" para así granjearse el favor, el "mover" de Dios. Sin embargo, Jesús mismo enseña que esa era y sigue siendo una aptitud despreciable ante Dios.

¡¿Cuándo llenaremos nuestras iglesias de pecadores?! Sí, esos son los "enfermos" a los que vino Jesús!

¡¿Cuándo llenaremos nuestras iglesias de gente imperfecta?! Sí, esos son los "publicanos" a los que oye Dios!

¡¿Cuándo llenaremos nuestras iglesias de prostitutas y cobradores de impuestos y los ayudaremos a recibir de nosotros la gracia, el amor y la comprensión que "gratuitamente hemos recibido y que gratuitamente debemos dar"? ¿Cuándo?

Artículos relacionados
Escuchar una serie de 16 sermones consecutivos sobre "la Gracia", del Pastor Ureña
Regrese a Preguntas y Respuestas
Regrese a la Página principal

Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF

Debata con los Profesionales en nuestros FOROS

Únase al debate! (Regístrese y participe!):

Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
| Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces