Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Preguntas y Respuestas
    Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
    (El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)
    El ayuno. Un asunto serio

    El ayuno necesita que al tiempo de hacerlo, lo acompañemos con la oración y que nos dejemos guiar por el Espíritu Santo. Ayunar para que la gente que nos rodea tenga la impresión de que somos "santos" o para que tengan una impresión diferente a la que tiene, invalidaría inmediatamente lo que intentamos hacer al hacer el ayuno. De hecho, hacerlo por las motivaciones erróneas, no sólo invalida el ayuno, sino que podríamos incurrir en pecado - orgullo.

    Como dijimos en la introducción, ayunar por motivaciones inapropiadas podría hacer que causemos un mal en vez de un bien. La Biblia nos dice que en qué consiste el ayuno falso. Veamos:

    Los israelitas hicieron del ayuno un ritual y muchas veces llegaban al extremo de anunciar públicamente que estaban ayunando o que se disponían a hacerlo. ¡Este tipo de ayuno público no impresiona a Dios!

    En una ocasión Dios usó a su profeta Isaías y les anunció que Él no notaba sus ayunos porque ellos lo hacían para vanagloriarse a sí mismos y no por las motivaciones correctas.

    El verdadero ayuno

    "«¡Clama a voz en cuello, no te detengas,
    alza tu voz como una trompeta!
    ¡Anuncia a mi pueblo su rebelión
    y a la casa de Jacob su pecado!
    Ellos me buscan cada día
    y quieren saber mis caminos,
    como gente que hubiera hecho justicia
    y que no hubiera dejado el derecho de su Dios.
    Me piden justos juicios
    y quieren acercarse a Dios. Dicen:
    "¿Por qué ayunamos y no hiciste caso,
    humillamos nuestras almas y no te diste por entendido?"
    He aquí que en el día de vuestro ayuno
    buscáis vuestro propio interés y oprimís a todos vuestros trabajadores.
    He aquí que para contiendas y debates ayunáis,
    y para herir con el puño inicuamente;
    no ayunéis como lo hacéis hoy,
    para que vuestra voz sea oída en lo alto.
    ¿Es este el ayuno que yo escogí:
    que de día aflija el hombre su alma,
    que incline su cabeza como un junco
    y haga cama de telas ásperas y de ceniza?
    ¿Llamaréis a esto ayuno y día agradable a Jehová?
    El ayuno que yo escogí,
    ¿no es más bien desatar las ligaduras de impiedad,
    soltar las cargas de opresión,
    dejar ir libres a los quebrantados
    y romper todo yugo?" Isaías 58:1-6

    En el texto bíblico podemos ver que los israelíes ayunaban pero continuaban sus injusticias y Dios les pregunta para qué sirve ayunar si se continúa viviendo una vida de peleas, trifulcas y abuso. ¡Este tipo de ayuno nunca agradaría a Dios!



    Regrese a la Página Principal

    Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF

    Debata con los Profesionales en nuestros FOROS

    Únase al debate! (Regístrese y participe!):

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces