Ministerios Antes del Fin

                          Example of alt text  
¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!


¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF


Que la iglesia esté dividida en Denominaciones...
¿Es plan de Dios?
Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS - Creation Research Society)

Entre las naciones que Dios ha castigado directamente en el pasado, la forma de gobierno de estas sociedades estaba tan corrompida que no hubo nada qué hacer, sino comenzar de nuevo o simplemente eliminar totalmente esa civilización, ciudad o sistema.

Dios siempre ha mostrado su desaprobación con los sistemas de gobierno dictatoriales y abusivos. Esos sistemas de gobierno que centran el poder en un hombre malvado; Que usan el poder y el control para hacer daño, en vez de proteger y salvaguardar los derechos y libertades de los gobernados.

En Babel, Dios confundió las lenguas de la gente de manera deliberada y los dispersó en diferentes naciones. El objetivo, según el Génesis, fue evitar que todas las decisiones estuvieran bajo la autoridad de un solo dictador, como estaba ocurriendo con Nimrod:

"Y dijo Jehová: «El pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; han comenzado la obra y nada los hará desistir ahora de lo que han pensado hacer".
(Génesis 11:6)

Al parecer, si Dios no hacía algo, el hombre no cumpliría con la orden de llenar la tierra y se quedaría reunido, aumentando así el pecado, la perversión y el abuso del poder por parte de la cúpula gobernante.

La Iglesia de Jesucristo y el Denominacionalismo

El denominacionalismo es el equivalente espiritual a lo que Dios hizo en Babel. A través de la existencia de las Denominaciones (Anglicanos, Luteranos, Evangélicos, Bautistas, Presbiterianos, Pentecostales, Anabaptistas, etc.), Dios garantiza que un líder poderoso no pueda tener control absoluto sobre el cristianismo y llevar la verdadera Iglesia a caer en el error, como dice la Biblia que hará el Anticristo durante el periodo de la Gran Tribulación.

Note que aquí excluyo a propósito la Iglesia Católica. Lo hago porque la Iglesia Católica no es en sí una denominación cristiana, sino una religión cristiana en sí misma. De hecho, históricamente pudiéramos bien usar el caso de los errores garrafales cometidos por la Iglesia Católica por lo mismo que aquí estudiamos (cruzadas, inquisición, etc.). Por estar entera y absolutamente sometida al poder central de un líder y ello la ha llevado a cometer las atrocidades y los abusos y los excesos más tristes en la historia del hombre sobre la faz de la tierra.

El Ecumenismo. ¿Voluntad de Dios?

Existe hoy un concertado esfuerzo de parte de algunas denominaciones de la iglesia mundial, y de algunos líderes cristianos prominentes, de revertir el proceso que por diseño Dios ha creado. Este esfuerzo consiste en poner todas las denominaciones bajo la bandera del "ecumenismo", y romper la fracmentación o separación existente hoy en la iglesia de Jesucristo. Sin embargo, este esfuerzo, no ha sido capaz de atraer a las denominaciones que más seguimos la pureza y literalidad de la Biblia. Es que viendo el modelo bíblico, no vemos lugar para agradar a Dios estando todos apilados bajo una misma estructura, que si se equivoca... ¡todo se viene abajo!

El Consejo Mundial de Líderes Religiosos es una organización formada en la Cumbre del Milenio por la Paz Mundial en 2002. El Consejo Mundial adoptó su propia Constitución. En ella establecen la forma en que pueden desempeñar un papel activo en el caso de que se den las condiciones para un "gobierno mundial":

"El Consejo Mundial de Líderes Religiosos tiene como objetivo servir de modelo y guía para la creación de una comunidad de religiones de todo mundo. Su objetivo es inspirar a las mujeres y a los hombres de todas las religiones en la búsqueda de la paz y el entendimiento mutuo. Llevaremos a cabo iniciativas para ayudar a las Naciones Unidas y sus organismos, proporcionando los recursos espirituales de todas las tradiciones religiosas del mundo en la prevención, solución y sanación de los conflictos, y el tratamiento de los problemas sociales y ambientales".

     

Note que en lo que superficialmente parece ser un fin plausible, lo que existe es un interés por unir los credos de todas las religiones del mundo (Islam, Hinduismo, Cristianismo, Shintoísmo, Budismo, etc.) y, "proporcionando los recursos espirituales de todas las tradiciones religiosas del mundo", servir de muleta a un gobierno mundial, presuntamente dirigido por las Naciones Unidas, en busca de la paz y el entendimiento.

El propósito del Ecumenismo parece ser un esfuerzo idéntico al esfuerzo humanista que motivó a Ninrod. No creo que en términos bíblicos podamos jamás justificar el ecumenismo.

Ver increíble video en que Jesús Adrián Romero afirma que deberíamos unirnos todos, y "buscar lo que nos une, en vez de lo que nos divide" (que es Jesucristo).

Las denominaciones. Diseño divino contra el centralismo y el abuso del poder (ecumenismo)

Jesús se dirigió al fenómeno que hoy denominamos "denominacionalismo". En el último libro de Su Manual de vida para su Iglesia, Jesús le escribe "a las siete Iglesias". Cada una de estas iglesias a que Jesús se dirige es diferente, tanto en su aplicación como en el énfasis.

El Líder de estas iglesias no tiene problemas con que sean diferentes, con que tengan sabores y matices diferentes. De hecho, que sean diferentes parece darse por sentado o como si fuera parte del diseño. Las cartas apostólicas de Pablo también dan una idea magistral de que cada pueblo, raza, comunidad, podía tener su propia denominación, siempre y cuando se mantuviera la Palabra de Dios como entidad gubernativa.

En el texto aludido, veremos cómo Jesús se dirige a la Iglesia de Efeso y reconoce que tiene un matiz de agrado y es "aborrecer las obras de los Nicolaítas" (un estado separado para el clero y laicos), mientras que la Iglesia de Pérgamo se representa como una que celebra y acepta "la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco." (Apocalipsis 2:6,15)

No es el denominacionalismo que Jesús "aborrecía", sino la doctrina de los nicolaítas, que desarrollaron una complicada jerarquía de obispos, sacerdotes, y "laicos" para supervisar la Gran Iglesia o la Iglesia Universal o si lo ponemos en el lenguaje de la época, "La Iglesia Católica", en contraste con el modelo bíblico de la iglesia con autonomía local.

En teoría, las denominaciones cristianas deberían compartir el mismo enunciado básico de la fe, acerca de la naturaleza del pecado, la doctrina de la salvación por gracia mediante la fe, el poder de la sangre derramada de Cristo para cubrir el pecado, la oferta gratuita de salvación a todos los que ponen su confianza en el sacrificio de Jesús, y que comparten la creencia de que la salvación es el producto de una relación con Cristo, no una relación con una iglesia.

Entonces una interrogante surge a raíz de lo que hemos establecido hasta ahora:

¿Cómo puede usted saber si es miembro de una denominación cristiana o una forma de "religión cristiana"?

Hay seis señales que deseo mencionar. Todo cristiano que quiera no errar y estar seguro de que forma parte del Cuerpo de Jesucristo, debe poner aquí mucha atención.

Antes de comenzar con la lista, permítanme establecer que cuando hablamos de 'Religión' nos referimos a la manera o al sistema con que el hombre trata de hacerse aceptable ante Dios, mientras que el Cristianismo representa la manera en que Dios se ha hecho aceptable o disponible al hombre a través de una relación personal. En otras palabras, la Religión consiste en la forma en que el hombre trata de alcanzar a Dios (mediante obras y ritos), mientras que el cristianismo es la forma en que Dios ha alcanzado al hombre (mediante el Sacrificio de Jesús).

  1. La primera señal de que una denominación ha pasado de ser una "Relación" a ser una "Religión" es la negación de la verdadera naturaleza de Dios.

    Los unitarios niegan la naturaleza trinitaria de la Deidad. Muchas religiones que se hacen llamar cristianas (yo diría que son más apropiadamente "Neo-cristianas" "niegan la divinidad de Cristo, comúnmente diciendo que Cristo como Dios no era una doctrina de la Iglesia primitiva". Sin embargo, el que no ve las declaraciones del mismo Jesús acerca de su deidad, obviamente no es hijo de Dios y al no serlo, no tiene al Espíritu Santo para reverlarle lo que en la Biblia está más claro que el agua. Así que todo el que no comprenda la Trinidad y la deidad de Jesús, no es parte de la Iglesia de Jesucristo y aunque otros o ellos mismos se cataloguen "cristianos", en realidad no los son... son herejes. Los Testigos de Jehová y los Mormones, en este punto me llegan a la mente. Excluyo a propósito las religiones falsas, como el Islam, porque... bueno, eso se cae de la mata!

  2. La segunda señal de advertencia se refiere al énfasis puesto por las "religiones" en la salvación por las obras, en vez de la gracia inmerecida.

    Aunque muchas denominaciones incluyen la idea de que la gracia de Dios es importante en el papel de la salvación, el líder normalmente hace hincapié en la idea de que en última instancia la salvación viene a través de su propio esfuerzo - según la definición de 'la iglesia' de que se trate. Dicho así, se ha creado todo un sistema elaborado de confesiones, ritos, pasos, sacramentos, etc., a través de los que la salvación se aseguran. Entre estas religiones, podemos encontrar a los católicos y a los adventistas (con el Sábado, dietas, etc.) y otros abundantes grupos.

    Este tipo de estructura da poder a la religión, ya que cambia la salvación, y en vez de ser un regalo o un don a los creyentes, le da a la jerarquía religiosa o al cumplimiento de las obras la "autoridad" para actuar como galardonadora o garantizadora de la salvación. Pregúntele a un adventista si cree que una persona que no guarde el sábado es salva y verá. Pregúntele a un cura católico si cree que fuera de la Iglesia Católica hay salvación.

  3. La tercer señal es la de la verdad única.

    Ciertas religiones constan de elaboradas "confesiones" o "credos" que tienden a identificarlas universalmente como la "verdadera iglesia", excluyendo así a todos los demás. Ellos estarán de acuerdo en que algunas otras denominaciones "tienen algo de verdad", o enseñan que la verdad completa de alguna manera se ha perdido y ahora sólo puede ser encontrada en la "verdadera iglesia", que son ellos, por supuesto. Los grupos sectarios, como estos que predicen el fin del mundo en ciertas fechas o se suicidan porque saben a ciencias ciertas el día del fin del mundo, forman parte de este grupo.

  4. En cuarto lugar tenemos la señal del liderazgo autoritario.

    En algunas denominaciones la autoridad del líder queda establecida en la medida en que pretende hablar directamente de parte de Dios. Este es el resultado final de la doctrina de los nicolaítas que Jesús dijo dos veces que "odiaba". El liderazgo autoritario de los fariseos y los saduceos era tan drástico y tan "afianzado en la voluntad de Dios", que hasta pusieron en peligro la existencia misma de la iglesia de Jesucristo, mediante la persecución indolente que llevaron a cabo contra Jesús y sus seguidores, antes y después de su muerte y resurrección.

    Las religiones y los "religiosos" cristianos tienden a seguir la letra de la ley - pero a menudo descuidan el espíritu con que fue concebida al ley. Yo conozco iglesias donde la voz del pastor es autoridad absoluta y se habla de "someterse al pastor" como si se hablara de "someterse a Cristo". También se condena con la pérdida de la salvación a cualquiera de los miembros por la comisión del más mínimo pecado e hipócritamente se pretende vender la idea de que el liderazgo es perfecto y santo y los demás creyentes deben constantemente imitar a estos, porque la "santidad" (i.e. Obras), no el sacrificio de Jesús, son el método de la salvación

  5. En quinto lugar, como una señal de que se está en una "religión" en vez de en una "relación" con Cristo, podemos ver que las religiones tienden a recurrir a fuentes extra-bíblicas de autoridad.

    Las enseñanzas ex-cathedra de los papas católicos tienen el mismo peso que las Escrituras, y en caso de conflicto, se consideran superiores.

    El mismo principio se aplica a los dogmas de la Iglesia Católica. A los católicos se les enseña que en caso de un conflicto entre El Dogma de la iglesia y las Escrituras, las enseñanzas de la Iglesia y la tradición se deben tener como superiores.

    De acuerdo con el dogma católico, no hay salvación fuera de la Iglesia católica y la salvación de uno dentro de la Iglesia depende del cumplimiento de la ley de la Iglesia. Ejemplos incluirían los sacramentos, la asistencia a misa, los días de precepto, etc.

  6. Finalmente, la sexta señal de que el cristianismo se ha pervertido y se ha convertido en una simple religión es la oferta de "verdades únicas... nunca antes reveladas".

La idea de que un misterio oculto, o una nueva revelación sólo está disponible a través de una Iglesia particular debe ser tomada como una señal importantísima de que este grupo es una "religión Cristiana", no la relación que te llevará al cielo.

Dios ha mostrado muy claramente su verdad a través de las páginas de la Biblia. Una doctrina nueva, una nueva verdad, o una palabra especial de Dios sugiere que Dios ha olvidado algo de las Escrituras y ahora se lo ha revelado, después de miles de años, a algún americano en Michigan o en New Jersey.

Los Mormones, Adventistas, la gente de Family Radio y su falso profeta Harold Camping, los Testigos de Jehová, el Movimiento de la Lluvia Tardía, La Luz del Mundo, etc., me llegan a la mente en este punto.

La iglesia de los Santos de los Últimos Días o Mormones, enseñan, por ejemplo, que a Dios se le olvidó mencionar la venida de Jesús en el Nuevo Mundo (las Américas), cuando vino a predicar a los "indios" (que en realidad eran las "tribus perdidas de Israel.").

Pero la Escritura dice de sí misma que está completa, por lo que si nos encontramos frente a una "nueva doctrina" o una "nueva verdad", existiría una contradicción entre dicha "verdad" y la Palabra revelada de Dios.

Estoy asombrado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren alterar el evangelio de Cristo. 8 Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema.

La salvación no es el producto de la religión - de hecho, la religión es un obstáculo para la salvación. La salvación viene por la fe en la sangre derramada de Cristo como pago completo por todos los pecados.

Si usted se encuentra en una Denominación cristiana que está libre de estas seis señales que hemos mencionado aquí y cree en las Verdades Fundamentales que colocamos aquí (Especialmente las primeras 8 ó 9), usted tiene una relación con Cristo, lo que lo llevará un día a la presencia de Dios para siempre.

»¡Huid de en medio de Babilonia! ¡Poneos a salvo,
para que no perezcáis a causa de su maldad!,
porque es el tiempo de la venganza de Jehová:
él va a darle su merecido.
Jer. 51.6

De Dónde Venimos. Historia de la Iglesia. Primera Parte.
Sermones en video del Pastor Dawlin Ureña


Comentarios (Regístrese y participe!):

Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus

Artículos relacionados
¿Quiere debatir este tema con más profundidad? Aquí están los profesionales! Participe!
Regrese a la página principal del Creacionismo

Regrese a la Página Principal


Visite nuestro
FORO
Ir al Foro

Visite nuestro
CHAT
WWW.CHATCRISTIANA.COM


Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
| Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces