Ministerios Antes del Fin

                          Example of alt text  
¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!


¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

Búsqueda personalizada


Preguntas y Respuestas
Autor: Dawlin A. Ureña PhD.
(El Doctor Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
CRS - Creation Research Society)
Pastor, no cree que pasar una eternidad adorando a Dios en el cielo, flotando en las nubes, tal vez con un violín en las manos, tocando y cantando, se tornará aburrido, después de 15 ó 20 mil años?

No puedo negar, de hecho, no creo que nadie pueda negar, que aquí en la tierra, en nuestro estado actual, caídos y tendentes al pecado y a todo lo malo como vivimos, el trasfondo de la pregunta sea cierto, pero no creo que sea así en el cielo.

Hay cosas que en la tierra, con repetirlas y hacerlas por mucho tiempo, tienden a volverse aburridas. El famoso cantante mexicano José José tiene una canción que se popularizó mucho en los años 80 titulada: El amor acaba. En ella José José y el autor de la canción alegan que al pasar el tiempo, hasta lo que fueron cintas blancas terminan volviéndose cadenas. También se alega que llega a ser rutina, la caricia más divina... y que por el uso y el paso del tiempo, el amor acaba. En otras palabras, no importa lo bueno que sea algo, si lo repetimos y repetimos y repetimos suficientes veces, llega un momento que el amor o la emoción por eso termina acabando.

Pero no confundamos nuestro estado actual, pecaminoso, caído, enturbiado y envenenado por el pecado... en el que nuestra carne vive un constante conflicto con nuestro espíritu, en el que la tendencia es solamente a cometer el mal... con el estado en que viviremos en con Cristo.      

Pero aquí mismo en la tierra, en este estado imperfecto y fuera de balance en el que vivimos, hay cosas que con el paso del tiempo no hacen sino volverse más y más fascinantes.

Yo me casé con mi esposa en el 1995 y hoy la amo más que el día que me casé con ella. Si hoy pudiera casarme con cualquier mujer de la tierra, desde Jennifer López hasta Angelina Jolie, desde Jennifer Aniston hasta la mujer más bella y rica de la tierra, no lo pensaría dos veces... me casaría con Rosemary una y otra vez. Besarla, tocarla, charlar con ella, vivir con ella hoy me resulta más fascinante que cuando se suponía que mi pasión hacia ella fuera más fuerte y el resorte del deseo y la pasión estuvieran en su punto más elevado. ¡No! Es que aún en la tierra y en el estado en que vivimos, hay cosas que resultan más y más emocionantes y fascinantes cuanto más las hacemos!

Pero comparar mi amor y mi fascinación por mi esposa con el amor y la fascinación que me mueven, aún en el estado de pecado en que vivo, hacia Dios, no es justo. A Dios le amo y me fascina más que a mi esposa, que a mis hijos, que a mi trabajo, que a todo! Vine a sus pies en el 1997 y hoy, después de años y años de vivir con Él, de hablar con Él, de aprender de Él, de ser ... salvado por Él, mi amor y mi fascinación por Dios y sus cosas me resulta mucho más fascinantes que cuando originalmente le conocí.

Yo creo que si esto es cierto hoy, cuando, como hemos declarado antes, nuestro ser está plagado de todas estas trabas humanas imperfectas, cuánto más será eso cierto cuando seamos como Dios siempre quiso, como Dios siempre planificó, como Dios originalmente nos diseñó y tal vez mejor aún.



No creo que jamás perdamos la fascinación por Dios y conforme le conocemos mejor y entendemos su naturaleza, su amor y más que todo, el proceso que lo llevó a salvarnos individualmente, a través de 20, 50 ó 85 años de lucha, de ejercitar paciencia, amor, perdón, misericordia y gracia, para salvar a cada uno de nosotros individualmente, la eternidad no será suficiente para amarle, agradecerle... en fin, para retribuirle lo que ha hecho por nosotros.

No sé quién, pero alguien dijo: "Si hoy Dios dejara de hacer lo que hasta hoy ha hecho por mí, lo que ya ha hecho es suficiente para que por toda la eternidad yo no tenga suficiente tiempo para agradecerle".¡Aleluya! ¡Qué lindo! Cuánto disfrutaremos estar ante Su presencia, escuchándole, viéndole pasar, tirándonos al suelo y quitándonos nuestras coronas... diciendo: Santo, Santo, Santo, Santo, Santo, Santo, Santo.... ¡Que viva para siempre, el Santo de Israel!

Premisas equivocadas en la pregunta La pregunta que se nos hace asume algunas cosas que en artículos previos y en algunos que en el futuro de seguro continuaremos expandiendo, veremos que son equivocadas.

Por ejemplo, no es cierto que todos estaremos en el cielo, en forma de niños gorditos, flotando en el aire tocando algún instrumento. Tampoco es cierto que pasaremos la eternidad en el cielo. El tiempo más largo que alguien pasará en el cielo donde Dios hoy está, serán unos 7 años (una vez suceda el Rapto). Nosotros fuimos creados como seres terrícolas, y está claro en la Biblia que así continuaremos. Dios construirá una Tierra nueva y en ella se instalará el Downtown del universo nuevo, La Nueva Jerusalén. En esta tierra renovada pasaremos el Milenio y en la Tierra Nueva pasaremos la eternidad. En esa Nueva Tierra Dios hará su morada, entre nosotros. Allí Él será nuestro Dios y nosotros su pueblo. ¡Aleluya! En el reino de los terrícolas: La Tierra. ¡No en el cielo! (Ver más sobre el cielo, el Milenio y otros temas importantes aquí...)

Artículos relacionados
Debata este tema aquí...

Debata este tema!

Regrese a la página principal del Creacionismo

Regrese a la Página Principal

Comentarios (Sólo usuarios registrados):

Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


Visite nuestro
CHAT
WWW.CHATCRISTIANA.COM


Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
| Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces