Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Obra misionera de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • ¿Qué es un Manuscrito de la Biblia?
    ¿Cuántos se han encontrado?
    Autor: Lic. Dawlin A. Ureña
    (El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)

    Los manuscritos antiguos, por supuesto, no tenían páginas como el libro que tenemos hoy. Para escribir el Antiguo Testamento, se usaron tablas de madera y de barro. También se usaron cueros de animales y luego se enrollaban en lo que hoy conocemos como rollos o pergaminos .

    No se usaban lápices ni plumas como las que hoy usamos. Debido a que no todo mundo sabía leer y escribir se consideraba digna a la persona que sí sabía hacerlo. Estar presente cuando algún sacerdote leía el Texto Sagrado, era algo deseado por todos. No fue hasta alrededor del año 1456 cuando el Sr. Gutenberg inventó la imprenta y se pudo imprimir el primer libro: por supuesto que fue ¡LA BIBLIA!. A partir de esa época se proliferó la lectura de la Biblia en todo el mundo.

    Antes de la imprenta, los Escribas o Copistas eran los encargados de literalmente copiar palabra por palabra, letra por letra, nuevas Biblias a partir del pergamino, tabla o cuero que se tuviera a disposición. Las copias de estos pergaminos eran por tanto muy escasas. Si un copista se equivocaba, muchas veces se recurría a destruir la copia completa para no arriesgar la integridad de la Palabra. La "copia" más antigua que se posee del texto original del Antiguo Testamento es llamada "Texto Mesorético", de alrededor de 900 años antes de Cristo. Ese es el texto que todavía hoy tenemos del Antiguo Testamento. Así luce un antiguo pergamino del Nuevo Testamento

    Para los tiempos de Cristo ya se usaban métodos más modernos y Pablo por ejemplo menciona la pluma que usaba para escribir y rollos que usaba para estudiar (Ver 2 Juan 12 y 3 Juan 13 y 2 Timoteo 4:13) . Sin embargo, los libros del Nuevo Testamento están también escritos en rollos, pergaminos o papiros, un tipo primitivo del papel que hoy usamos.

    De las cartas y textos originales del Nuevo Testamento no sobrevive NI UN SOLO de los originales. Lo que hoy tenemos son copias de copias de copias. Aquí están las copias o versiones más conocidas del Antiguo Testamento:      

    1. La Septuaginta: Significando "Setenta". Esta es la copia más antigua y la más popular. Esta fue una traducción griega que fue desarrollada para que los judíos que no hablaban Hebreo y nacidos bajo la influencia del Imperio Helénico de Alejandro Mago, que hablaba Griego, entendieran la Palabra de Dios. La Septuaginta solamente contiene el texto del Antiguo Testamento. Data de Un Rabí copia texto bíblicoalrededor del Siglo III Antes del Cristo.
    2. La Siriaca, escrita en Arameo, el lenguaje de Siria es la segunda versión más antigua. Es la misma Septuaginta con algunas revisiones.
    3. La Samaritana, similar a las otras y escrita para los judíos mezclados con otras razas, llamados Samaritanos. Copias de esta versión todavía existen en Nablus, Palestina. Existían otros textos, pero estos son los más importantes de los que contenían el Antiguo Testamento.

    Con respecto al texto del Nuevo Testamento debemos decir que TAMPOCO existen los documentos originales escritos por los apóstoles y otros. La "copia" de un fragmento correspondiente a Juan 18 y que contiene solamente 5 versos, es lo que más se acerca a alguno de los textos originales. Se calcula que su edad data de entre el año 90 y el año 100 después de Cristo.

    Esto es impresionante si tomamos en cuenta que Juan escribió el último libro de la Biblia entre el año 96 y 100 después de Cristo. Existen MILES de fragmentos y copias parciales de todas las cartas pastorales, Hechos de los Apóstoles y Evangelios. Ninguno es el original y hoy se encuentran en posición de distintas organizaciones y museos quienes los usan para comparar unos con otros y verificar que el texto que hoy tenemos es lo más fidedigno posible. Fragmento del Nuevo Testamento

    Con respecto a cualquier duda que una persona pueda tener con respecto a la fidelidad del texto que hoy tenemos con respecto a los originales, escuche las palabras del arqueólogo más famoso de la historia, Sir Frederic Kenyon:

    "El intervalo entre las fechas de la composición original y los fragmentos existentes es tan ínfima que no debe siguiera considerarse, y la duda de que tengamos la Escritura substancialmente alterada debe ser totalmente removida de nuestras mentes. Tanto la integridad como la autenticidad de los libros del Nuevo Testamento puede ser considerada finalmente establecida." - Sir Frederic Kenyon, "La Biblia y la Arqueología".

    Cuando los romanos venían en camino a ocupar palestina, una comunidad religiosa establecida en un lugar llamado Qumran (del 150 Antes de Cristo al 70 después de Cristo) entendió que para mantener los escritos guardados para la historia, debían proteger lo que apenas hace 55 años se encontró: Los Pergaminos del Mar Muerto. Estos han confirmado que el texto del Antiguo Testamento que ya teníamos es exactamente lo que ellos tenían en los años en que Jesucristo caminó en Palestina.

    Existen otros documentos muy antiguos (del 190 al 400 después de Cristo) que se encuentran en distintos museos, universidades y en el Vaticano. Todos estos documentos han sido analizados por fuentes imparciales y todos confirman que lo único que difiere entre ellos es algunas letras y algunas palabras que por el método utilizado para copiar de copias, es imposible que no hayan existido mínimos errores humanos. Estos errores, sin embargo, no comprometen en lo más mínimo el mensaje global de la Biblia.

    Pastor Dawlin A. Ureña
    Cambita, San Cristóbal. República Dominicana

    Artículos Relacionados:
    Más artículos que revelan los misterios bíblicos

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]