Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Diccionario Teológico

    T - Z

    Tabernáculo
         El tabernáculo (hebreo ?ohel , tienda, u ?ohel mo?ed, tienda de reunión; griego skene) era la estructura que Dios mandó construir para morar en medio de Su pueblo en el tiempo del éxodo de Egipto (Exo. 25:8). Era una especie de templo que podía armarse y desarmarse para poder ser transportado. Fue construido según especificaciones muy precisas. Hay referencias a él en Exo. 25-27, 30-31, 35-40; Núm. 3:25ss.; 4:4 ss; 7:1ss. En las Escrituras se le dedica más espacio al tabernáculo que a otras cosas o instituciones.
         El tabernáculo consistía en el patio externo y la tienda. Se entraba al patio externo por un portal orientado hacia el este, en donde se hallaba el altar del holocausto (Exo. 27:1-8) y el lavacro o fuente de bronce (Exo. 30:17-21). La tienda o tabernáculo propiamente dicho se hallaba dentro del patio (Exo. 26:1ss.). Estaba dividido en dos sectores principales: el lugar santo y el lugar santísimo, separados entre sí por un velo (Exo. 26:31ss.), como el que hubo luego en el templo de Jerusalén y que se rajó de arriba abajo cuando Jesús murió (Mat. 27:51). Como el velo había representado la barrera que separaba al hombre pecador de un Dios santo (Heb. 9:8), su destrucción representó el libre acceso que los pecadores tienen ahora ante Dios por medio de la sangre de Jesucristo (Heb. 10:19ss.).
         El tabernáculo era un lugar de sacrificio. El lugar santo tenía tres elementos: Primero, una mesa en la cual se colocaba el pan de la proposición (Exo. 25:23-30); segundo, un candelabro de oro (Exo. 25:31-40) y tercero, un altar de incienso (Exo. 30:1-7). En el lugar santísimo estaba el arca del pacto, o arca del testimonio, que contenía las tablas con los Diez mandamientos (Ex. 25:16). Solamente el Sumo sacerdote podía entrar al lugar santísimo, y una sola vez cada año, para ofrecer un sacrificio por la nación de Israel.
         Se han escrito muchos libros con respecto al significado espiritual del tabernáculo, en particular cómo prefiguraba el Evangelio y representaba a Cristo. En el N.T. la carta a los Hebreos es la exposición sistemática más detallada del tema. También es significativo que en Juan 1:14 se diga literalmente que Cristo "fijó su tabernáculo" (griego eskenosen, Reina-Valera "habitó") entre nosotros. El tema del tabernáculo reaparece en el Apocalipsis (Apoc 7: 15; 15:5; 21:3).

    Teísmo
         Es el nombre técnico de la posición teológica que afirma que Dios creó al mundo y continúa sosteniéndolo activamente (Mat. 6: 28-34; Col. 1:15-17; Heb 1:3), e interviene mediante milagros según Sus planes. No todo teísta es cristiano, pero el cristianismo bíblico es teísta. Compare esta concepción con la del Deísmo

    Tentación
         La tentación es aquello que nos mueve a pecar. Dios no puede ser tentado (Sant.1:13). En cambio, nosotros podemos ser tentados por nuestra lujuria (Sant.1:13-15), codicia (1 Tim. 6:9), falta de examinarnos a nosotros mismos (Gál. 6:1), y el presuntuoso orgullo de la vida (1 Juan 2:16), entre otras causas. Dios no tienta a nadie (Sant. 1: 13), mientras que Satanás es el tentador por excelencia. Tuvo éxito con Eva, al hacerle primero dudar de lo que Dios había dicho, al insinuar que El había mentido, y al excitar el apetito de la mujer (Gén. 1-6): saciaría su hambre, le daba placer y le abriría la mente. Satanás ha seguido tentando a todos en sus deseos más primarios (comida, bebida, sexo), como en su codicia, orgullo y ambición, para que desobedezcamos a Dios. Mucho después del episodio del Edén, intentó el mismo procedimiento con Jesús, pero aquí fracasó ruidosamente (Mat. 4:1-11). Jesús nos enseñó a orar para ser librados de la tentación (Mat. 6:13) ya que el Señor es capaz de librarnos de ella (2 Ped. 2:9). Dios no ha de permitir que seamos tentados más de lo que El sabe que podemos resistir (1 Cor. 10:13). Por tanto, en Cristo realmente tenemos el poder de resistir a Satanás (1 Ped. 5:18). Ya no estamos inermes, y el diablo nada puede contra nosotros si nuestra voluntad, fortalecida por el Espíritu Santo, no cede a la tentación.

    Teodicea
         Vocablo técnico referido al área de la teología que se ocupa del problema del origen y la persistencia del mal en el mundo, y de la relación de Dios con el mal. La cuestión básica se relaciona con la soberanía de Dios, Su omnipotencia y Su bondad. ?Cómo puede un Dios de amor y santidad, que tiene dominio sobre todo, permitir que exista el mal? De esto algunos concluyen que Dios no existe, o que no es suficientemente bueno, o que no es todopoderoso.
         La solución a este problema se ha debatido por siglos, y no existe una respuesta definitiva. Por otra parte, la Biblia no intenta justificar todo lo que Dios hace, sino que afirma Su soberanía, sabiduría, santidad, justicia y bondad.
         Es claro que Dios es soberano (Isa. 45:9-10; Rom. 9:19-24), y que El ha permitido la existencia del bien y del mal, y que todo es, en último análisis, para Sus propósitos y gloria. Proverbios 16:4 dice "Todas las cosas las ha hecho Jehová para sus propios fines, incluso al malvado, para el día malo". En Isaías 45:7 leemos: "Yo formo la luz y creo las tinieblas, hago la paz y creo la adversidad. Solo yo, Jehová, soy el que hago todo esto". Una respuesta cristiana breve incluiría las siguientes afirmaciones: 1) Dios creó todo cuanto existe, pero todo era originalmente bueno (Gén. 1). 2) La existencia del mal se relaciona con la creación de criaturas ?ángeles y hombres- capaces de elegir entre el bien y el mal. 3) De este modo, el mal es concebido no como algo con entidad propia, sino como lo contrario a la voluntad de Dios. 4) Sin embargo, si existe el mal es porque Dios lo permite. 5) Si lo permite es porque, de una u otra forma, que desconocemos, servirá en definitiva a Sus propósitos para el hombre y la creación. 6) El hecho de que Dios permita el mal no quita la responsabilidad al que efectivamente lo hace. 7) Dios ha prometido que en la eternidad , cuando Su plan se haya cumplido, el mal no existirá más.

    Teofanía
         Una teofanía es una manifestación visible y a veces física de Dios en la tierra. Las teofanías en general ocurren en las Escrituras del A.T. Dios ha aparecido en sueños (Gén. 20:3-7; 28:12-17), visiones (Gén. 15:1-21; Isa. 6:1-13), y como un ángel (Gén. 16:7-13; 18:1-33).
         Existe una manifestación sobrenatural conocida como "el ángel del Señor" (Jue. 6:20-21) que parece tener atributos de Dios mismo (Gén. 16:7-9; 18:1-2; Exo. 3:2-6; Jos. 5:14; Jue.2:1-5; 6:11). Tales características, como tener el nombre de Dios, ser adorado y reconocido como Dios han llevado a muchos expertos a concluir que este "ángel del Señor" realmente es Jesús manifestado en el A.T. Esto no implica que Jesús es un ángel (un ser espiritual creado), ya que la palabra ángel significa estrictamente "mensajero". Yo creo que todas las apariciones físicas de Dios en el A.T. fueron en realidad de Cristo antes de Su encarnación, ya que según Juan 6:46 nadie jamás ha visto al Padre.
         Otras Escrituras que describen epifanías vívidas son Gén. 17:1; 18:1; Exo. 6:2-3; 24:9-11; Núm. 12:6-8. Para mayor información sobre teofanías, vea el Estudio sobre pluralidad.

    Teología del Pacto
         Es un sistema teológico que considera los tratos de Dios con el hombre sobre la base de los pactos en lugar de los diferentes períodos de tiempo o "dispensaciones". La teología del pacto representa al conjunto de la Escritura. En resumen, representa al conjunto de la Escritura como dos pactos principales: El pacto de obras hecho entre Dios y Adán en el A.T. y el pacto de gracia entre Dios y el hombre pecador, por el cual se otorga a este último la salvación sobre la base del sacrificio de Jesucristo en la cruz.

    Teología
         En sentido estricto, es la disciplina que estudia la persona de Dios, su naturaleza, atributos, carácter, revelación y propósitos. En sentido amplio, involucra asimismo las relaciones de Dios con su creación, en especial con la raza humana, y el plan de salvación. Existe una teología natural, basada en lo que puede saberse de Dios a partir del orden creado (vea Revelación). Pero en orden a la salvación, es más importante la teología bíblica, ya que es en las Escrituras donde Dios se revela a Sí mismo y nos da a conocer el camino de la salvación.

    Testamento
         En español, testamento significa la última voluntad de una persona. En las traducciones de la Biblia, la palabra deriva del vocablo latino testamentum, que Jerónimo (347-420) utilizó en su famosa versión de la Biblia, la Vulgata latina, para traducir el término hebreo be?rith, pacto. El equivalente griego, que se emplea 33 veces en el N.T., es diatheke, que significa asimismo "pacto". El autor de la carat a los Hebreos, al establecer la necesidad de la muerte de Cristo como sello del Nuevo Pacto, emplea el vocablo en su doble acepción de "pacto" y "testamento" (Heb. 9). En el uso de la Iglesia, por una combinación de la enseñanza de la citada epístola a lo Hebreos y la influyente terminología de la Vulgata, la palabra se emplea para designar las dos principales divisiones de la Biblia: las Escrituras escritas en hebreo y arameo, antes de Cristo, el Antiguo Testamento, y las Escrituras escritas en griego, después de Cristo, o Nuevo Testamento. Aunque impuesta por el uso, sería más coorecto llamarles Antiguo Pacto y Nuevo Pacto. De todos modos, el uso recuerda cómo la Biblia en su conjunto es el documento del "testamento" o Pacto entre Dios y los hombres.

    Testigos, los dos
          Durante la Tribulación, dos hombres profetizarán en las calles de Jerusalén. Estos dos hombres tendrán el poder de impedirle que llueva en la tierra, de llamar fuego del cielo, convertir los ríos, lagos, etc. en sangre, y de ordenar varias otras plagas. Después de que ellos prediquen por 42 meses, Dios permitirá que el Anticristo los mate. Tres y 1/2 días después, ellos resucitarán y ocurrirá el quinto rapto de la historia. Estos dos hombres serán raptados ante la vista de todo el mundo. Algunos estudiosos dicen que estos dos hombres puede que sean Elías y Enoc. Ver Apocalipsis 11:3-13 y Malaquías 4:5 y 6.

    Tetragrama
          Se denomina tetragrama, que en griego significa "cuatro letras", a la palabra formada por las cuatro consonantes hebreas hwhy (de derecha a izquierda, yod, he, waw, he) que forman el nombre de Dios (Exo. 6:3). Aparece completo cerca de 5300 veces en el A.T., y 1500 veces en forma abreviada. En español, el tetragrama equivale aproximadamente a YHWH. Saber cómo se pronunciaba este nombre es difícil porque el hebreo carece de letras vocales y los judíos hace tiempo dejaron de pronunciarlo por temor a "tomar en vano" el nombre divino (vea Exo. 20:7). Ya en la era cristiana empleaban circunloquios como "el cielo" o "el trono" o "el nombre" o "el santo", para referirse a Dios. Probablemente se decía "Yavé" ( Encyclopedia Judaica 7:680). La forma Jehová, común en nuestras versiones modernas, proviene de una confusión. Cuando los judíos leían la Biblia en voz alta, donde decía YHWH pronunciaban por respeto Adonai, nuestro Señor. En la Edad Media adoptaron un sistema de puntos que indicaban las vocales, y colocaron debajo del tetragrama las vocales de Adonai que, leídas como propias del tetragrama, suenan como "Jehová". Cuando se realizaron las primeras versiones de la Biblia a partir de manuscritos hebreos, los traductores cristianos introdujeron este extraño nombre híbrido en el uso de la Iglesia.
    Tipo, Tipología
         En teología bíblica, la tipología es el estudio de los tipos, y se denomina así a un objeto, animal, persona o institución, en general del A.T., que representaba o prefiguraba otra, llamada "antitipo", cuyo cumplimiento se produce o se anuncia en el N.T. Un tipo se diferencia de un símbolo o una profecía, en que el tipo tiene existencia histórica . Por ejemplo, Adán fue un tipo de Cristo (Rom. 5:14; Agar y Sara fueron tipo del Pacto antiguo y nuevo (Gál. 4). El cordero pascual fue un tipo de Cristo (1 Cor 5:7). El templo fue un tipo de la Iglesia (1 Cor. 3: 16-17). El arca de Noé fue un tipo del bautismo y la salvación en Cristo (1 Ped. 3:20-22). En la carta a los Hebreos encontramos una rica tipología. Hay que ser cuidadoso, porque la tipología puede exagerarse más allá de la sobriedad del N.T. y llevarse a extremos injustificados. En general, sólo podemos afirmar con seguridad la existencia de una relación tipo-antitipo cuando el N.T. lo declara explícitamente; en los demás casos, se trata de nuestras conjeturas.
         Como hay muchos tipos en la Biblia, nos limitaremos a dar un ejemplo. Isaac fue, según Hebreos 11:19, un tipo de Jesucristo.

    ISAAC JESUS
    Hijo unigénito Génesis 22:2 Juan 3:16
    Ofrecido en un monte 22:2 Mat. 21:10
    Llevó un burro al lugar del sacrificio 22:3 Mat. 21:2-11
    Dos hombres fueron con él. 22:3 Mar. 15:27; Luke 23:33
    Viaje de 3 días; Jesús, 3 días en la tumba 22:4 Luc. 24:13-21
    El hijo llevó madera a la cima del cerro 22:6 Juan 19:17
    "Dios mismo proveerá el cordero" 22:8 Juan 1:29
    El hijo fue ofrecido sobre la madera 22:9 Luc. 23:33
    Un carnero entre espinos 22:13 Juan 19:2
    La descendencia sería multiplicada 22:17 Juan 1:12; Is. 53:10
    Abraham bajo, no se menciona que Isaac bajase 22:19 Luc. 23:46
    Un siervo consigue una novia para el hijo 24:1-4 Efe. 5:22-32; Apoc. 21:2,9; 22:17
    La novia era una bella virgen 24:16 2 Cor. 11:2
    El siervo ofreció diez dones a la novia* 24:10 Rom. 6:23; Rom. 12; 1 Cor. 12
    1.   Salvación Rom. 6:23
    2.   Palabra de sabiduría 1 Cor. 12:8
    3.   Palabra de conocimiento 1 Cor. 12:8
    4.   Fe 1 Cor. 12:9
    5.   Sanidad 1 Cor. 12:9
    6.   Milagros 1 Cor. 12:10
    7.   Profecía 1 Cor. 12:10; Rom. 12:6
    8.   Discernimiento de espíritus 1 Cor. 12:10
    9.   Lenguas 1 Cor. 12:10
    10. Interpretación de lenguas 1 Cor. 12:10
    • * El nombre del siervo de Abraham era Eliezer (Gén. 15:2) que significa "Dios de ayuda."
    • El Espíritu Santo es lalmado el ayudador o "parakletos" (Juan 14:26)
    • El Espíritu Santo mora en el creyente (Hech. 2:4; Rom. 8:11).

    Transcendencia
         Es un término teológico que expresa un aspecto de la relación entre Dios y Su creación. Dios es "otro", "diferente" de Su creación. Es preexistente, distinto e independiente de Su creación y de Sus criaturas (Isa. 55:8-9). El trasciende su creación; si bien está presente en ella, está más allá de ella y no está limitado en ningún sentido por ella.

    Transfiguración
         La transfiguración (literalmente "cambio de forma", del verbo griego metamorphoo) es el misterioso cambio ocurrido en Jesús en ocasión de subir a un monte: "Seis días más tarde, Jesús tomó a Pedro, a Jacono y a su hermano Juan, y los llevó aparte a un monte alto. Allí se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz." (Mat. 17:1-2). La transfiguración precedió al jucio y la crucifixión de Jesús y puede haber sido la provisión preparatoria del Padre para fortalecerlo mientras Jesús se preparaba para llevar los pecados del mundo, El hecho de que haya llevado consigo a Pedro, Juan y Jacobo sugiere además que quería mostrarles un resplandor de Su gloria a los discípulos, para fortalecer la fe de ellos. Muchos años más tarde, Juan pudo ver al Cristo glorificado con el rostro resplandeciente como el sol y vestiduras blanquísimas (Apoc. 1: 12-16).

    Tribulación, La
         La palabra tribulación (griego thlipsis) es un término ahora obsoleto en español, que en la Biblia se refiere a sufrimiento, aflicción o angustia. Existen pasajes que sugieren que inmediatamente antes de la Segunda Venida del Señor, habrá un tiempo de grande tribulación. En la concepción del Premilenarismo dispensacionista (vea pág. 66), hay un período de 7 años que precede inmediatamente a la Parusía y la inauguración del reino milenario. Durante estos siete años la tierra será gobernada por el Anticristo . La primera mitad (3 ? años) será un tiempo de paz y prosperidad, mientras que en la segunda mitad habrá gran persecución y sufrimiento. El acontecimiento que marque la transición entre ambas partes será que el Anticristo exigirá ser adorado como Dios. Muchos se avendrán a hacerlo, mientras que muchos otros no lo harán y como consecuencia serán perseguidos y asesinados. A esta segunda parte de los 7 años se le llama la Gran Tribulación. Implicará a todo el mundo, y habrá catástrofes en toda la tierra (Apoc. 3:10; Mat 24; Mar. 13; Luc. 17, 21). En el punto de vista descrito, hay discrepancias con respecto a la situación de la Iglesia en la Tribulación. El dispensacionismo clásico sostenía que la Iglesia sería raptada antes de la tribulación (vea Rapto); pero hoy algunos piensan que será raptada en medio de la tribulación o al final de ella. Muchos intérpretes no dispensacionistas (por ejemplo, del Amilenarismo) piensan que, antes de la venida del Señor se manifestará el Anticristo y perseguirá a la Iglesia; por tanto, la Iglesia pasará por la tribulación, de la que será finalmente rescatada por la segunda venida del Señor, en la que el Anticristo será destruído (2 Tes 1-2).

    Tricotomía
         La enseñanza de que el ser humano consiste esencialmente de tres partes: cuerpo, alma y espíritu; compare con Dicotomía.

    Trinidad
         La palabra "trinidad" no se halla en la Biblia (la palabra "Biblia" tampoco). De todos modos, es un término útil para referirse a una enseñanza escritural importante con respecto a Dios, a saber, que nuestro Dios es una Trinidad. Esto significa que hay tres Personas en el punico Dios, no que haya tres dioses. Las personas son conocidas como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y han existido siempre como tres personas separadas. La persona del Padre no es la misma que la del Hijo; la del Hijo no es la misma que la del Espíritu Santo; la del Espíritu Santo no es la misma que la del Padre. Si una de las personas fuese quitada, no habría Dios. Dios ha sido siempre, por la eternidad, una Trinidad. "De eternidad a eternidad, Tú eres Dios" (Salmo 90:2).
         Dios no es una persona que adoptó tres formas, es decir, no es que el Padre se tornase el Hijo, y luego que el Hijo se tornase el Espíritu Santo. Esta creencia es sostenida hoy por el Movimiento "Sólo Jesús" ; por ejemplo, lo enseñan las Iglesias Apostólica Unida y Pentecostal Unida, y es una enseñanza incorrecta.
         Tampoco es Dios una única persona, como enseñan los Testigos de Jehová, el Camino Internacional y los cristadelfos (sectas no cristianas). Para una demostración de que existe más de una persona en Dios, vea el Estudio sobre Pluralidad.
         La Biblia dice que hay un solo Dios. No obstante, dice que Jesús es Dios (Juan 1:1,14), que el Padre es Dios (Fil. 1:2); y que el Espíritu Santo es Dios (Hechos 5:3-4). Ya que el Hijo le habla al Padre, son personas separadas. Ya que el Espíritu Santo asimismo habla (Hech. 13:2), es también una persona distinta. Por tanto, hay un Dios que existe en tres personas.
         La siguiente tabla le ayudará a entender cómo se deduce la doctrina de la Trinidad.

    La Trinidad

    Padre Hijo Espíritu Santo
    Llamado Dios Fil 1:2  Juan 1:1,14; Col. 2:9  Hechos 5:3-4
    Creador Isa. 64:8; 44:24 Juan 1:3; Col. 1:15-17 Job 33:4,26:13
    Hace resucitar 1 Tes. 1:10 Juan 2:19, 10:17 Rom. 8:11 
    Mora dentro   2 Cor. 6:16   Col. 1:27           Juan 14:17
    Omnipresente 1 Rey 8:27 Mat 28:20         Salmo 139:7-10
    Omnisciente   1 Juan 3:20 Juan 16:30; 21:17 1 Cor. 2:10-11
    Santifica    1 Tes. 5:23 Heb. 2:11           1 Ped. 1:2
    Da vida     Gen. 2:7: Juan 5;21 Juan 1:3; 5:21            2 Cor. 3:6,8  
    Confraterniza    1 Juan 1:3     1 Cor. 1:9          2 Cor. 13:14; Fil. 2:1
    Es eterno       Salmo 90:2 Miq. 5:1-2        Rom. 8:11; Heb. 9:14
    Tiene voluntad        Luc 22:42  Luc 22:42         1 Cor. 12:11
    Habla Mat. 3:17; Luc 9:25 Luc 5:20; 7:48 Hech 8:29; 11:12; 13:2
    Ama Juan 3:16      Efe. 5: 25          Rom. 15:30
    Ve el corazón Jer. 17:10 Apoc. 2:23 1 Cor. 2:10

    Unión hipostática
         Es un término técnico que designa la unión de las dos naturalezas, divina y humana, en la persona de Jesús. Cristo es Dios en la carne (Juan 1:1,14; Col. 2:9; Juan 8:58; 10:30-34; Heb. 1:8). El es plenamente Dios y plenamente hombre (Col. 2:9); así, tiene dos naturalezas, la de Dios y la humana. Decididamente, no es "mitad Dios, mitad hombre". Nunca perdió su divinidad, ni hubiese podido hacerlo.
         Continuó existiendo como Dios cuando se encarnó y agregó la naturaleza humana a Su eterna naturaleza divina (Fil. 2:5-11). Consecuentemente, en Jesucristo está la "unión, en una sola persona, de una plena naturaleza humana y una plena naturaleza divina".
         Ahora mismo, en el cielo hay un hombre, Jesús, quien es nuestro Mediador entre el Padre y nosotros (1 Tim. 2:5) y nuestro Abogado ante el Padre (1 Juan 2:1). Para información relacionada sobre Jesús y Sus dos naturalezas vea también Encarnación; sobre los errores concernientes a sus dos naturalezas, vea Eutiquianismo, Monofisismo, y Nestorianismo.

    Jesús como Dios

    Es adorado (Mat. 2:2,11; 14:33).

    Jesús como hombre

    Adoró al Padre (Juan 17).

    Se le ora (Hech 7:59). Oró al Padre (Juan 17:1).
    No tuvo pecado (1 Ped. 2:22; Heb. 4:15). Fue tentado a pecar (Mat. 4:1).
    Es omnisciente (Juan 21:17). Creció en sabiduría (Luc. 2:52).
    Da vida eterna (Juan 10:28). Pudo morir (Rom. 5:8).
    En El habita la plenitud de la Deidad (Col.2:9). Tiene un cuerpo de carne y hueso (Luc 24:39).

    Verbo, El
         En el griego, la palabra "Verbo" es logos. También puede traducirse "palabra". Se emplea en muchas partes y con diferentes sentidos, pero interesa especialmente ver cómo se emplea acerca de Jesús. En Juan 1:1 "En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios". El Verbo es divino, y éste "se hizo carne y habitó entre nosotros" (Juan 1:14). En otros términos, Jesús es el Verbo de Dios quien representa a Dios ante nosotros y a nosotros ante Dios (vea Mediador). El término logos tabién se emplea con referencia a las Escrituras (Rom. 9:6; Heb. 4:12), la enseñanza de Cristo (Luc. 5:1), y el mensaje del Evangelio (Hech. 4:31).

         La Palabra de Dios

    • Es inspirada: "Toda escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Tim. 3:16).
    • Es verdad: "La suma de tu palabra es verdad" (Psalms 119:160).
    • Liberta: "...si permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" (Juan 8:32).
    • Produce fe: "Así que la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios" (Rom. 10:17).
    • Juzga: "La palabra de Dios es viva, eficaz y más cortante que toda espada de dos filos: penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón" (Heb. 4:12).

    Vida eterna
         Se refiere a la vida perdurable en la presencia de Dios: "esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien tú enviaste" (Juan 17:3).
         Hay dos sentidos en el que se emplea en dos sentido. Primero, como cristianos poseemos ya vida eterna (1 Juan 5:13), sin embargo, no estamos aún en el cielo ni en la inmediata presencia de Dios. yet we are not in heaven or in the immediate presence of God. Aunque todavía nos hallemos en cuerpos mortales y aún pequemos, por fe somos salvos (Rom. 4:5; Efe. 2:8-9) y poseemos la vida eterna como un regalo de Dios (Rom. 6:23). En el segundo y más pleno sentido, la vida eterna alcanzará su estado final en la resurrección de los creyentes (vea Resurrección) cuando Cristo retorne a la tierra a buscar a Su iglesia. Es entonces que la vida eterna comenzará en su manifestación más completa, y no pecaremos más.

    ___________________

     


    Regrese a Diccionario Teológico


    Regrese a la página principal

    Búsqueda dentro de ADF y sólo sitios recomendados por ADF

     

    Únase al debate! (Regístrese y participe!):

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Es el Islam una religión de paz?
    | Cuándo sucederá el Rapto de la Iglesia? | Testimonios |
    Niños | Visite la Web de nuestra Iglesia | Enlaces

    ¿QUIERE BUSCAR UN ARTÍCULO, SERMÓN O VIDEO?
    (Gracia, Salvación, Pornografía, Pecado, Dinosaurios, Masturbación, Nephillim, Perdón, Cash Luna, sexualidad, etc.)
    HÁGALO AQUÍ...

    Sólo sitios recomendados por ADF