Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

Coloque acentos

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Obra misionera

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • Sermones

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • El Apocalipsis de Elías

    Siguiente Capítulo

    Capítulo 1


    1. La palabra del Señor vino a mí, diciendo: "Hijo de hombre, di a este pueblo, ¿por qué apiláis pecado sobre pecado y provocáis la cólera del Señor Dios, que es vuestro Creador?

    2. No améis al mundo ni a las cosas del mundo, porque el orgullo del mundo es propio del diablo con su corrupción."

    -1 Juan 2.15-16; 3.8-

    3. Recordad que el Señor de la gloria, que ha creado todo, tuvo compasión de vosotros, para salvarnos de la esclavitud de esta época.

    4. Frecuentemente, el diablo ha deseado hacer que el sol deje de brillar sobre la tierra y que la tierra deje de producir frutos. Desea consumir a los humanos, como el fuego que corre por el rastrojo, quiere tragarlos como agua.

    5. Esto es porque el Dios de la gloria tuvo misericordia de nosotros y Él envió a su Hijo al mundo para que nos salvara del cautiverio.

    6. El no le advirtió esto a ningún ángel, arcángel ni potestad, sino se transformó en hombre cuando Él vino a nosotros para salvarnos.

    -Flp 2.6-7; Rm 8.3; Hb 2.17-

    7. Por ello sois sus hijos así como Él es es vuestro Padre.

    -Ga 4.6-7-

    8. Recordad que Él os ha preparado tronos y coronas en los cielos: "Todos aquellos que me escuchen, llegarán a recibir los tronos y las coronas", dijo el Señor,

    -1Co 2.9; Is 64.3; Jr 3.16; To 17
    Ap 2.10,26,27; 3.11,21; 4.4; 12.1; 14.14; 20.4-

    9. "además, a los míos Yo les escribiré mi nombre sobre la frente y les sellaré la mano derecha y nunca tendrán hambre ni sed;

    10. "ni los hijos de la desobediencia tendrán poder sobre ellos. Los tronos no les retendrán, sino que marcharán con los ángeles hacia mi ciudad."

    - Sb 5.23; Mt 7.23; 13.41; 25.45-46-
    -2 Co 6.14; Tt 2.14; Hb 1.9; Rm 6.19-

    11. Los pecadores será avergonzados: no traspasarán los tronos, sino que los tronos de la muerte los retendrán y dominarán sobre ellos,

    12. porque los ángeles de Dios no los reconocen y son extraños a la morada de Dios.

    13. Escuchad, sabios de la tierra, estad en guardia contra los impostores que abundarán en los tiempos del fin. Porque tendrán doctrinas que no son las de Dios, rechazarán la Ley de Dios -hombres que han hecho de su estómago su Dios-, diciendo: "el ayuno no tiene sentido y Dios no lo estableció".

    -1Tm 4.1,2; 6.3-5,10; Flp 3.19; 2Co 2.17; Judas 4-

    14. Se hacen a sí mismos extraños a la Alianza de Dios y se roban a sí mismos las promesas gloriosas. Tales hombres nunca se establecen firmemente en la fe, luego ¡No dejes que te
    extravíen!

    15. Recordad que el Señor estableció el ayuno cuando hizo los cielos para ganancia del hombre, por las pasiones y deseos que están en guerra con ustedes, de manera que el malvado no los queme. 

    16. Pero, "Yo he creado un ayuno puro", dijo el Señor,

    17. "el hombre que ayuna continuamente no pecará jamás por envidias o discordias.

    18. Dejad que el hombre que es puro ayune. Pero el hombre que ayuna y no es puro, provoca a Señor y también a los ángeles;

    19. somete al mal su propia alma, acumulando para sí mismo la ira para el día de la cólera."

    20. "He creado un ayuno puro, con corazón puro y manos puras;

    21. perdona los pecados, cura las enfermedades, saca los demonios,

    22. es eficaz ante el trono de Dios, como un dulcificante, como una fragancia, para el perdón de los pecados mediante una oración pura.

    23. ¿Qué trabajador respetable entre vosotros irá a los campos sin sus herramientas en las manos? ¿O quién partirá para la guerra sin vestir en el pecho una coraza?

    24. ¿No será asesinado, si es encontrado, por haber despreciado el servicio del rey?

    25. Igualmente, es imposible para cualquiera venir al  lugar santo con un corazón doble.

    26. Al hombre que ora con corazón doble está en tinieblas en su interior y los ángeles no lo reconocen.

    27. Tened siempre el mismo corazón en el Señor, para que todo lo suyo reconozcáis.

    Siguiente Capítulo

    Regrese al Índice

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Campo misionero | Enlaces]