Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Extraterrestres: Problemas de longevidad para viajar de allá a aquí
    Autor: Dr. Dawlin A. Ureña
    (El Dr. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica
    CRS - Creation Research Society)

    Si existen los extraterrestres, analicemos lo que significaría que viajaran de allá a aquí desde el punto de vista social.

    En un esclarecedor artículo anterior mostramos la dificultad que los virtuales extraterrestres tendrían para llegar aquí debido a la inmensa distancia a que se encuentra el lugar de donde podrían vivir más cercano a la tierra. En otros artículos vimos que para poder alcanzar nuestro planeta, estos virtuales viajeros interestelares tendrían que por lo menos alcanzar una velocidad muy cercana a la de la luz para llegar aquí en miles y miles de años.

    Ahora supongamos que estos compañeros universales viajan, sólo de venida, 7,500 años como mínimo para alcanzar la tierra desde su planeta en algún lugar del universo. Hacer esto sin duda alguna posaría ciertos retos sociales que hasta el más acérrimo evolucionista tendría que ponderar.

    La longevidad

    Las leyes de la física determinan que cualquier ser que viva en el mismo universo que nosotros, debe estar sujeto a las mismas leyes físicas. Esto significa que estos seres extraterrestres tendrían que tener una vida finita. No podrían ser infinitos. Además, si estos seres viajaran a través del espacio, inevitablemente tendrían que exponerse a niveles de radiación variables (por los imprescindibles escudos que necesitaría la nave espacial en que viajaran), lo que está probado que reduce la longevidad de los seres vivos. La complejidad de la bioquímica basada en carbono, que es la única forma posible de vida física conocida, 1 le coloca un límite a la vida en no más de mil años. Este cálculo, según Rhodes, toma en consideración la posibilidad de que los virtuales viajeros extraterrestres hibernen por largos períodos de tiempo.

    Un viaje como el propuesto por nuestros amigos evolucionistas y mostrado en la televisión y el cine como algo totalmente posible, sería, basándonos en la distancia antes mencionada y en la velocidad de la luz, por un lapso no menor de 75 años luz. Esto significaría que los extraterrestres que inicien el viaje no alcanzarían la tierra vivos, ni sus hijos, ni sus nietos, ni sus bisnietos, ni sus tataranietos, ni sus tatara-tataranietos... Sino que habría múltiples generaciones que necesariamente tendrían que morir y nacer para que los últimos, al transcurso de los 75 años luz (7,500 años nuestros) alcanzaran la tierra.

    Pero los problemas de estos viajeros apenas comienzan.

    Un viaje multi-generacional presenta un sin número de dificultades. Por ejemplo, los protagonistas iniciales que comiencen el viaje tendrían que pasar las instrucciones de la misión, el propósito, las metas, etc. a su progenie o descendientes. Aún en el caso de que los amigos viajeros originales de nuestros soñadores evolucionistas hayan escogido sacrificar sus vidas por alcanzar la tierra, sus hijos y nietos, etc. no habrán escogido enfrascarse en este viaje multi-generacional, sino que tendrán que continuar con él por obligación (¡si no es que llega un momento que se amotinan y deciden devolverse!). En otras palabras, las segundas y terceras generaciones recibirán una "misión por herencia".

    Si estos extraterrestres se parecieran en algo o mantuvieran valores morales y éticos semejantes a los humanos, imponer un sacrificio como este a varias generaciones en el futuro, no parece una proposición justa. Si una generación permite que degenere su interés por obedecer las instrucciones iniciales, esto eventualmente agregaría dificultades impredecibles a nuestros amigos OVNIS.

    Una estrategia como esta haría necesario que exista una población base suficientemente grande como para que no se pueda poner en peligro la subsistencia de la raza de que se trate, en caso de que ocurra algún evento inesperado (enfermedad, accidente, catástrofe, problemas técnicos...)2. Si algo sale mal, si el grupo inicial, la tercera o cuarta generación llegara a perderse, a accidentarse, a morir por una plaga, o algo así, las esperanzas de nuestros amigos evolucionistas en la tierra serían menores que nulas de ver a sus ansiados amigos evolucionados.

    Muy pocos pasajeros en el grupo inicial representa un problema de erradicación masiva. Demasiados pasajeros representa problemas logísticos mayores aún, debido a las limitaciones de la velocidad que presentamos en un artículo anterior (alimentación, tamaño de la nave, métodos de propulsión, exposición a lluvias meteóricas o polvo espacial, etc., etc., etc.).

    Mientras más analizamos las perspectivas lógicas de un viaje como el propuesto por los evolucionistas, más descabellado me parece a mí la posibilidad de que nuestros amigos interestelares alguna vez lleguen al objetivo para donde salieron. Pero bueno, ¿Y quién me dijo a mí que gente que cree que vino de la nada necesita razonamiento para aferrarse a ideas descabelladas como estas?

    Si la esperanza de los evolucionistas de probar que la evolución ocurrió en el espacio (ya que no han podido probarlo en la tierra), pues los problemas que hemos analizado parece que le ponen el escenario gris a los enemigos de Dios.)

    Lea que cree el Pastor Ureña que son los OVNIS en realidad... y cuál es su papel para los días del fin

    Referencias y material consultado:
    1. Ron Rhodes, El Moviento de la Nueva Era (Grand Rapids: Zondervan, 1995), 25; Melton, "Contactados," 6.
    2. Jerome Clark, La Enciclopedia de los OVNIS, vol. 1, 2d ed.(Detroit: Omnigraphics, 1998), s.v., "Contactados."
    3. John A. Saliba, “Dimensión religiosa del fenómeno de los OVNIS,” Los Dioses han aterrizado. Editado por James R. Lewis (New York: State University, 1995), 27.

    RECOMENDADO POR EL PASTOR. VIDEO: Comunión impía: la naturaleza espiritual de los reportes de abducción

    Regrese a la Página de los OVNIS

    Regrese a la página de Creacionismo Científico
    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Enlaces]