Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Islam: La espada como instrumento de la fe

    Aunque suponga dejar el hilo conductor de estas reflexiones, no podemos dejar de aludir brevemente el radical giro que dio Mahoma en sus métodos de proselitismo al trasladarse a la fértil ciudad de Medina, su nueva y amada ciudad, donde moriría y sería enterrado en su gran mezquita.

    Recordemos que desde los inicios de su predicación, Mahoma estuvo sometido a una dura y violenta persecución, principalmente por parte de sus parientes koreishitas. Llegó un momento, especialmente al morir su protector Abu Taleb, en la que su vida corría un constante peligro, y la situación se hizo tan insoportable que no le quedó más remedio que huir, para buscar refugio en Medina, acompañado de sus más cercanos seguidores. Esta huida o gran Hégira, es considerada como una fecha histórica por los musulmanes.

    Cuando llevaba tres años residiendo en esta ciudad, sus seguidores habían logrado importantes victorias, también algunas El Islam, el Corán y la espada parecen ir de la mano día trás díaderrotas, en diversas batallas contra sus enemigos. Inesperadamente se encuentra, a causa de los nuevos convertidos de las tribus del desierto y de los fugitivos de La Meca que se incorporaron a sus filas, con un poderoso ejército con ganas de batallar y conseguir ricos botines. Mahoma se convierte así, no sólo en el jefe religioso de la nueva fe, sino también en su jefe político y social. Su celo religioso se mezcla con las pasiones humanas, y los resentimientos de venganza contra sus fieros enemigos que le había repudiado de su país natal, se despiertan con su subida al poder. El Profeta de Alá, se persuade de que esta fuerza militar puesta en sus manos es un poderoso instrumento para la expansión de la fe, que debe utilizar por mandato divino.

    Tal es el talante del manifiesto público que proclama en esta época y que cambió el rumbo y el destino de la nueva fe que predicaba, convirtiendo al islamismo de una religión de mansedumbre y filantropía, en una religión de la violencia y la espada.

    Es que Mahoma, en esta fase de su últimos diez años de existencia en Medina, llegó al convencimiento, ante el odio de sus enemigos y los grandes dificultades que encontraba para extender su doctrina por todos los rincones de Arabia, que sólo se podría lograr por la fuerza de las armas: "la espada, afirmará, es la clave del cielo y del infierno".

    El paradigma de esta concepción teocrática se expresa en la figura del Ayatholá, al unir en una sola persona el cargo de jefe espiritual y político. Es la versión invertida de los emperadores paganos de la antigüedad, que eran simultáneamente reyes y dioses Den muerte a todo el que rehuse obediencia a la leydel templo. Desde una perspectiva histórica, se puede decir, sin jactancia, que Jesucristo ha sido la persona que más claramente ha deslindado el plano de lo sobrenatural y el plano de lo humano. Ver: Mt, 22, 17-22, Jn, 18, 36, Lc, 12, 13-15.

    Estas doctrinas eran gratas a los árabes pues encajaban con sus costumbres devastadoras como piratas del desierto. Por esto, después de promulgar la religión de la espada, afluyeron multitudes que se pusieron bajo la bandera de su ejército. "Diferentes profetas, dirá Mahoma, "han sido enviados por Dios para ilustrar sus diferentes atributos: Moisés su clemencia y providencia; Salomón su sabiduría, majestad y gloria; Jesucristo su rectitud, omnisciencia y poder. Sin embargo, ninguno de estos atributos han sido suficientes para imponer la convicción, y aún los milagros de Jesús y de Moisés han sido tratados con incredulidad. Por esto yo, el último de los profetas, soy enviado por la espada. No entren aquellos que promulgan mi fe en argumentos ni discusión, pero den muerte a todo el que rehuse obediencia a la ley. Quienquiera que luche por la verdadera fe, recibirá gloriosa recompensa".

    Estos planteamientos de estrategia expansionista, han gravitado frecuentemente en los procedimientos y métodos que el islamismo ha utilizado a lo largo de su historia, con el añadido de que la confusa mezcla existente en sus doctrinas; entre lo religioso y lo político, entre el plano de la realidades sobrenaturales y el plano de las actividades humanas, entre la verdad revelada y el ámbito de lo opinable sujeto a la temporalidad, es indudable que presenta un complejo y difícil reto para el conjunto de los países islámicos en su adaptación social y democrática que demandan los tiempos actuales.

    Por Lluís Pifarré

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Enlaces]

    ¿QUIERE BUSCAR UN ARTÍCULO, SERMÓN O VIDEO POR TEMA?
    (Gracia, Salvación, Pornografía, Pecado, Dinosaurios, Masturbación, Nephillim, Perdón, Cash Luna, sexualidad, etc.)
    HÁGALO AQUÍ...

    Sólo sitios recomendados por ADF