Ministerios Antes del Fin

¡Era hora de que la Iglesia de Jesucristo proporcionara respuestas!

¿Confundido por las profecías? 
Ver... 
¡Panorama profético!
La Verdad os hará libres

  • Material para la Familia

  • Campo misionero de ADF

  • Material para Niños

  • Creacionismo Científico

  • Preguntas y Respuestas

  • Diccionario Profético

  • Declaración de Fe

  • Nuestro Director

  • Lo Último en Profecía

  • ¡Diviértase un poco!

  • Preguntas frecuentes

  • Galería Fotográfica

  • ¡Contribuya!

  • Noticias proféticas

  • ¿Libros?

  • Defienda su fe

  • Diccionario Teológico

  • Testimonios

  • ¿Desea ser salvo?

  • Contáctenos

  • Biblias en Españól

  • La Biblia Responde

  • Sexualidad

  • Multimedia

  • Todo sobre el Rapto

  • Misterios Revelados

  • Encuestas semanales

  • Caricaturas Editoriales

  • Sermones en MP3

  • Música MP3 para bajar

  • Sectas y Religiones

  • Creación: Alternativa prohibida
    Autor: Dr. Henry Morris

    Un líder científico evolucionista admitió un hecho revelador. Richard Dickerson, teísta y autoridad en evolución química, dijo:

    'La ciencia, fundamentalmente, es un juego. Es un juego con una regla primordial. Regla No.1: Vamos a ver cuán lejos y a qué extensión podemos explicar el comportamiento del universo físico y material en términos de causas puramente físicas y materiales, sin involucrar lo sobrenatural.'1

    Por lo tanto, la 'ciencia' evolucionista no necesariamente es una búsqueda por la verdad, como se nos solía decir, sino un juego en el que los científicos intentan encontrar causas naturalistas aún para el origen del universo y todo lo que en él hay.

    En la conclusión de un debate sobre creación/evolución en el que participé hace unos años, un profesor en el público dijo, 'Puede estar en lo correcto; la creación especial es probablemente la verdad y la evolución está equivocada. Aún así, la evolución es ciencia, y la creación es religión, así que sólo la evolución debe ser enseñada en las escuelas.' No todos los evolucionistas son tan francos, pero ésta es la manera en que se juega.

    Una segunda regla parece ser que el fin justifica los medios. En el libro de Stephen Jay Gould, The Mismeasure of Man (La Inmesura del Hombre), este autor evolucionista argumenta que los prejuicios sociales y políticos de un autor (Gould por sí mismo admitió ser un Marxista) afectan los resultados científicos. Comentando sobre esto, otro Marxista evolucionista en la Universidad de Harvard, Dr Richard Lewontin, ha (sin duda alguna) sugerido esta segunda regla del plan de juego evolucionista:

    'Los científicos, como otros, algunas veces deliberadamente mienten porque creen que pequeñas mentiras pueden servir para las grandes verdades'2

    Alternativas 'prohibidas'

    Aún cuando los científicos nunca citen alguna evidencia real para la evolución, evolucionistas doctrinarios insisten en que hay tal evidencia, porque cualquier alternativa está 'proscrita' por las reglas.

    'En otras palabras, o hay selección natural o un Creador. No hay un área neutral. Por eso es que Darwinistas prominentes como G.G. Simpson y Stephen Jay Gould, de quienes su hostilidad a la religión no es ningún secreto, se apegan vehementemente a la selección natural. Hacer lo contrario sería admitir la probabilidad de un diseño en la naturaleza, y por ende un Diseñador.'3

    Una tercera regla en este juego de ciencia evolucionista parece ser el insistir que todo científico, por definición, es evolucionista. Aun cuando miles de creacionistas con post-grados en ciencias están continuando sus carreras científicas, éstos son comúnmente ignorados o ridiculizados o aún negados sus status como científicos por los estatutos evolucionistas. El plan de juego es ese, no importa qué credenciales científicas tengan, los científicos no pueden ser creacionistas sin perder su status como científicos.

    De hecho, muchos creen que sería mejor no dejar a los creacionistas convertirse en científicos. Cuando era presidente de departamento de ingeniería en Virginia Tech, le pregunté al profesor de biología a cargo del programa doctoral en el departamento, dónde un alumno creacionista podría obtener un doctorado en Filosofía (Ph.D.) en su departamento. La respuesta fue '¡No!' No importaba cuan sobresalientes fueran sus calificaciones o su disertación o aún su conocimiento de la teoría evolucionista, si él no creía en la evolución, él no podía obtener ese grado.

    Este compromiso con las reglas del juego ha sido expresado cabalmente por profesores de dos universidades:

    '… en cuestión de hechos, el creacionismo debería ser discriminado.... A ningún defensor de tal propaganda se le debería confiar para enseñar clases de ciencia o administrar programas de ciencias en cualquier lugar o bajo cualquier circunstancia. Más aún, si cualquiera está haciendo eso, debería ser destituido.'4

    Esa opinión, de un profesor de ingeniería de la Universidad del Estado de Iowa, fue publicada por la organización principal de EE.UU. dedicada a pelear contra el creacionismo, una organización cuyos cimientos fueron fundados por la Fundación Carnegie.

    Creacionistas reprobados

    Otro profesor de Iowa dijo que cualquier profesor debería tener el derecho de 'reprobar a cualquier estudiante en su clase, sin importar cuál sea el récord de sus calificaciones' si ese profesor descubre que el estudiante es un creacionista. 5 Además, el 'departamento de estudiantes' debería tener el derecho de 'retractar calificaciones y posiblemente grados' si el estudiante después se convierte en creacionista.5

    El famoso intelectual cristiano, C.S. Lewis, quien por mucho tiempo ha sostenido la idea de la evolución teísta, cambió su mente justo antes de morir, dijo:

    'Quisiera ser más joven. Lo que ahora me lleva a pensar que pueden tener la razón con respecto a esto [evolución] como la mentira central y radical en toda la red de falsedad que ahora gobierna nuestras vidas, no es tanto sus argumentos en contra, sino las actitudes fanáticas y torcidas de sus defensores'.6

    ¡Esto es, de verdad, un juego que algunos están jugando!

    Referencias

    Dickerson, R.E., The Game of Science, Perspectives on Science and Faith (El juego de la ciencia, perspectivas en la ciencia y la fe) 44:137, junio 1992.
    Lewontin, R.C., The Inferiority Complex, New York Review of Books (La complejidad inferior, revisión de libros de Nueva York), 22 octubre 1981, p. 13.
    Johnston, G.S., The Genesis Controversy, Crisis (La controversia de Génesis, crisis), p. 17, mayo 1989.
    Patterson, J.W., Do scientists and scholars discriminate unfairly against creationists? Journal of the National Center for Science
    Education (¿Los científicos e intelectuales discriminan injustamente contra los creacionistas? Revista científica del Centro Nacional para la Educación de Ciencias ), p. 19, Otoño 1984.
    Frazier, K., Competence and Controversy, Skeptical Inquirer (Competencia y controversia, Indagador Escéptico), 8:2-5, Otoño 1983.
    Lewis, C.S., Carta privada (1951) al Capitán Bernard Acworth, uno de los fundadores del Movimiento de la Protesta de la Evolución (Inglaterra). Citada por el evolucionista Ronald Numbers en su libro, El Creacionista, University of Caifornia Press, California, p. 153, 1992.
    Reimpreso y condensado bajo permiso de 'Acts and Facts', Institute for Creation Research (Instituto de Investigación Creacionista), San Diego, California, EE.UU.

    Regrese a la página de Creacionismo Científico
    Regrese a la página de Misterios bíblicos revelados

    Regrese a la Página Principal

    Comentarios de los usuarios de ADF manejados por Disqus


    [Página Principal | En qué creemos | ¿Deseas ser salvo? | Galería | Defienda su Fe | Enlace o intercambie banners con nosotros
    | Preguntas a los Evolucionistas | Testimonios |
    Niños | Prédicas y Estudios del Doctor Ureña | Enlaces]

    ¿QUIERE BUSCAR UN ARTÍCULO, SERMÓN O VIDEO POR TEMA?
    (Gracia, Salvación, Pornografía, Pecado, Dinosaurios, Masturbación, Nephillim, Perdón, Cash Luna, sexualidad, etc.)
    HÁGALO AQUÍ...

    Sólo sitios recomendados por ADF